jueves, 14 de octubre de 2010

¿QUÉ ES EL INSTINTO?

MAESTRO HILARION
CANALIZADO POR ARACELI EGEA


El instinto es una fuerza primaria de orden, acción y defensa; un mecanismo subconsciente impuesto por la sabia mano de la Madre Naturaleza para dirigir los procesos vitales desde los Reinos Mineral, Vegetal y Animal. Hay una orden directa dictada amorosamente por la Voluntad divina como protección segura. Este impulso primario puede ser bien o mal canalizado: Si se canaliza de manera no correcta engendra karma, lo cual sucede también en el Reino Animal; cuando brutal y cruelmente los animales se enfrentan; se comen unos a otros por violento atropello de sus impulsos de sobre-vivencia. Cada especie hace lo que quiere por propia decisión y determinación; pero no es consciente de ello. El INSTINTO EN LAS ESPECIES ANIMALES VENDRÍA SIENDO LA RESPUESTA IMPULSIVA DE LA PROPIA DECISIÓN ANTE ESA VOZ INTERNA QUE SIEMPRE ESTÁ AUNQUE PAREZCA NO EXISTIR. La sabia y amorosa mano del Padre conduce a sus hijos con suavidad y firmeza: pero les deja decidir su destino por si mismos.
Los seres humanos ya no necesitan ser dirigidos por la fuerza de sus instintos primarios: pero son muchas las personas que se empeñan en permanecer bajo esa condición, en lugar de elevarse y liberarse dando el mando de su vida al Yo Divino con determinación.
En el cuerpo humano, hay dos mitades separadas por el diafragma: Cintura abajo y cintura arriba. Una vez superada la línea media en un proceso ascendente que va del corazón a la cabeza; los seres humanos se elevan y dignifican: Porque ya razonan y tienen cierto discernimiento; son capaces de escuchar el llamado de su Yo Divino que los conduce y de su Cristo Radiante que los guía, pero si fijan su atención en las bajas pasiones; entonces muchos se rebajan.
A un animal y a una planta, nadie les habla de espiritualidad ni de Dios. A un humano aunque sea en forma menor o desviada; ya le llega esta información; por lo tanto; conoce que existe una Inteligencia Superior, a la cual está unido que debe dejarse conducir no ya por sus instintos sino por la suave y amorosa Voz Interna. Si la oye y obedece comenzará a silenciar sus instintos, a sublimarlos, proceso que lleva muchas vidas y encarnaciones (no canalizar los instintos de la cintura hacia abajo, sino tratar de elevarlos de la cintura hacia arriba, bajo el sabio mandato de la cabeza y el corazón en integración perfecta) SUPERAR LOS INSTINTOS PRIMARIOS SIGNIFOCA ASPIRAR A UN MUNDO MEJOR Y LLEGAR A MERECERLO TAMBIÉN PORQUE; SIN ES FUERZO NO HAY ADELANTO ALGUNO EN EL CAMINO EVOLUTIVO-