sábado, 13 de noviembre de 2010

EL ALMA Y EL DOMINIO DE LOS CUATRO ELEMENTOS EN LOS PLANOS DE LOS CHAKRAS - MAESTROS KUTHUMI Y DJWAL KUL












Para aquellos que quisieran fluir en el aliento del fuego sagrado. Recordad siempre amados chelas del fuego sagrado, que nuestras enseñanzas y sobre todo; la aplicación que hagais de ellas, se imparten para que podais pasar por las iniciaciones de la cruz: transfiguración, cruxifición, resurreción y ascensión.

El alma es el potencial vivo de Dios que en el sentido de la evolución, tiene una dinámica que le permite introducirse en dimensiones diversas y estados de la conciencia diferentes. El alma mantiene sus experiencias en la memoria del cuerpo etereo. El alma está compuesta de ectoplasma, vive en diversos planos al mismo tiempo y experimenta diferentes formas de existencia porque nació en otros mundos con una identidad y un destino.


La Verdad es la esencia del Amor de la cual toda la realidad se extiende y es la base de tu luz en la Tierra. La integridad y el balance de todos tus cuerpos de luz, te crea la libertad para ser quien realmente eres. La confianza es un saber interno que te permite reconocer lo verdadero de todos los niveles de la realidad. Cuando estás calificando correctamente tu propia luz, tu energía, tu amor y tu pasión, te estás experimentando como un ser inmortal e ilimitado, por lo tanto estás ascendiendo. Tú puedes preguntar a tus guías espirituales si estás ascendiendo.


La Programación del estado de Sueño es la práctica de reclutar a tu propio Yo Superior, o tu luz esencial, para comunicarse con el ser superior de otro durante el estado de sueño y recibir protección. La contemplación de Yo Divino, nos permite sanar y nos da protección.


Purificamos nuestros cuerpos inferiores y los reajustamos con la frecuencia y la luz de nuestro Yo Superior. Dominamos nuestra mente y nuestras emociones, guiamos nuestras vidas. Nos sentimos parte de la Conciencia Universal que está enfocada en la manifestación de un bienestar común o particular de lo que necesitamos y que nos prepare para una jornada evolutiva humana.


Como un espíritu libre que eres, si estás buscando tu Ascensión, debe de desearlo realmente y cuando tienes un conocimiento profundo de lo que realmente eres, ya estás a punto de alcanzar el ritual de la ascensión.


Despertar todos los canales del cuerpo etéreo con más luz, para que fluya la energía, ayuda en la alineación con el yo superior. Mover nuestro Merkaba y el legado de nuestro chakra del corazón que es nuestra chispa divina con la meditación del chakra unificado, y para anclar en nosotros la energía de las rejillas y de las llamas. Los espirales de la vida se hacen a través del flujo externo de los espirales del corazón.


La Ascensión es la meta de la vida para los hijos e hijas de Dios. Es cuando el alma se reúne con el espíritu y la Presencia Yo Soy. Es la iniciación final del alma después de su estancia en el tiempo y en el espacio de la tercera dimensión.


EJERCICIO DE VISUALIZACIÓN SANADORA.


El estudiante visualiza un triángulo ascendente; de color morado, salpicado de oro, desde el chakra del plexo solar (chakra ubicado más arriba del ombligo) fundiéndose con el chakra del corazón, y luego visualiza desde el chakra del plexo solar; un triángulo descendente; de color azul rey, y para completar las espirales de Alfa y Omega gira el triángulo ascendente en el sentido de las agujas del reloj y el descendente en el sentido contrario de las agujas del reloj; y lo hace al pronunciar la Palabra hablada.
Estos rayos azul y morado; concentran la acción del principio y del fin; que sella el aliento del fuego sagrado; en una matriz de terminación específica para la precipitación en la materia. Cuando las energías en movimiento de estos dos chakras (PLEXO SOLAR Y CORAZÓN), están en perfecto equilibrio, si el discípulo pronuncia <> ya está hecho.


FÓRMULA:


1. Equilibrio de la llama trina del corazón.

2. Fusión de los chakras coordinados garganta y plexo solar, tercer ojo y sede del alma, coronilla y base de la columna, y de sus energías –
3. Fusión de cada chakra con el chakra del corazón para lograr EL CHAKRA UNIFICADO.


COMO ES ARRIBA ES ABAJO:


Así que para poder ser sanadores de la humanidad y caminar por la huellas de aquel que mandaba al viento y a las olas, debéis empezar por aprende el manejo del flujo de la energía tanto en el plexo solar como en la Palabra hablada.


Para el dominio del chakra del plexo solar, se visualiza un disco solar de color blanco, del tamaño de un plato sobre el plexo solar; invocando el Gran disco Solar; se les pide a los Elohim Paz y Aloha, en el nombre de Jesucristo y en el de nuestro propio Yo Crístico que el chakra del plexo solar se ancle en la acción equilibradora de su conciencia divina.


Para controlar el flujo de las energías de Dios a través de los siete chakras, hombres y mujeres deberían considerar los cuatro elementos: fuego, aire agua y tierra, como planos de la Conciencia Divina porque con el dominio de los 4 elementos, ganaréis entonces el dominio del flujo de energía a través de los cuatro cuerpos inferiores, ya que estos cuerpos sirven de coordinadores para el establecimiento del aura de Dios alrededor del alma. Los cinco elementos (incluyendo al éter) son planos de la autoconciencia de Dios que el individuo es capaz de alcanzar a través de los cuatro cuerpos inferiores.



EL CUERPO ETÉREO ES EL RESULTADO PARA EL ELEMENTO FUEGO.
EL CUERPO EMOCIONAL ES EL RESULTADO PARA EL ELEMENTO AGUA.
EL CUERPO FÍSICO ES EL RESULTADO PARA EL ELEMENTO TIERRA.
EL CUERPO MENTAL ES EL RESULTADO PARA EL ELEMENTO AIRE.

El cuerpo etéreo es el vehículo para la realización del hombre del conocimiento divino de sí mismo como fuego sagrado. Las más altas frecuencias a las que el hombre puede llegar en los planos de la materia, se encuentran a través de este cuerpo etéreo o de la memoria que contiene los registros de la evolución del alma dentro del cuerpo causal ( yo superior que está en la quinta dimensión) en los planos del Espíritu, antes de su descenso en la materia, como el registro de todas las experiencias en las octavas inferiores después del descenso.


A través del chakra del corazón donde convergen los triángulos ascendente y descendente, es donde el alma aprende a jercitar el fuego sagrado y sus usos tanto en los planos del espíritu como en los planos de la materia.


Por el fuego del corazón, el hombre y la mujer aprenden los ciclos etéreos del cosmos que se mueven en espiral a través del cuerpo etéreo y con las energías del corazón tejen el cuerpo solar inmortal que es el cuerpo en el que se transformará el cuerpo etéreo una vez que haya cumplido sus ciclos kármicos.

Es en la LLama Trina del corazón donde el alma alcanza la conciencia crística. Nuestro Dios que es un fuego consumidor puede ser experimentado en los planos de la materia a través del chakra del corazón.


Debido al dominio del elemento fuego, el disciipulo es capaz de atraer cada vez porciones más grandes de llama a su aura. La manifestación balanceada del elemento fuego y la saturación del aura de los fuegos del Espíritu Santo (Dios Madre) preparan al discípulo para el dominio de los otros seis chakras a través de los cuerpo mental emocional y físico.

El elemento aire y la autoconciencia de Dios. En el plano de la mente en el Logos, y como Logos se conquistan en el cuerpo mental, a través del tercer ojo y el chakra de la sede del alma que está más abajo del ombligo.

Para el dominio de las emociones, para la autoconciencia de Dios como energía en movimiento y del elemento agua, el discipulo tiene la oportunidad de dilatar y equilibrar las energías de la vida y su flujo en el cuerpo emocional o cuerpo del deseo a través del chakra de la garganta y del plexo solar que se encuentra en el ombligo.  Pero el dominio completo del plano físico y del tiempo y espacio en la materia, no se alcanza hasta que el discípulo domine el flujo de las energías físicas de los chakras de la base de la columna y de la coronilla.


En estos dos chakras el discípulo experimenta la autoconciencia de Dios como Madre y Padre unidos en el plano físico para realizar la conciencia del Cristo. Así la meta de los adeptos de Oriente que meditan sobre la Diosa Kundalina (energías del fuego blanco de la Madre que se enroscan como la serpiente de fuego en la base de la columna) es para elevar dicha energía sexual a través de todos los chakras y alcanzar la fusión de la energía de la Madre (que de otra manera se quedaría encerrada en la base de la columna) con la del Padre cuando son aceleradas por la divina unión de las espirales de Alfa con las de Omega en el chakra de la coronilla.


Considérese en este estudio el dominio del flujo del fuego sagrado cuando se convierte; en el chakra de la garganta; en las aguas de la Palabra Viva, y en el plexo solar; en la presencia que ordena paz; con la llama morada y oro que es el deseo de Dios de ser Dios dentro de ti.

Lo que distingue a quien se ha convertido en el Cristo es la realización de elevar los chakras inferiores hasta los superiores, para que ambas energías se integren.

LOS CHAKRAS QUE ESTÁN POR ENCIMA DEL CORAZÓN PORTAN LA POLARIDAD MASCULINA DEL SER. LOS CHAKRAS QUE ESTÁN POR DEBAJO DEL CORAZÓN PORTAN LA POLARIDAD FEMENINAS DEL SER.

Una vez que las energías del corazón se equilibran en la llama trina, el individuo puede proceder a nivelar los otros seis chakras - que son los puntos de los triangulos entrelazados (el merkaba) necesarios para la realización de la conciencia crística.

LIBRO EL AURA HUMANA SEGÚN EL CRISTIANISMO ESOTERICO DE ELIZABETH CLARE PROPHET Y MARK L. PROPHET

No hay comentarios: