lunes, 28 de marzo de 2011

LA LEY DE LA ALQUIMIA DIVINA



ENSEÑANZA DEL LIBRO EL SEPTIMO RAYO DE SAINT GERMAIN.


Métodos de Invocación del Fuego Sagrado.


El poder magnético del Elemento ígneo dentro del cora­zón no puede ser negado por ninguna Inteligencia o Poder del Sacro Fuego en ningún reino Humano o Divino. Esta es la Ley irrefutable. Nosotros podemos adelantar basándonos en la premisa de que la conquista está asegurada. El método y la forma por la cual este Fuego Sagrado puede ser atraído, enfo­cado, moldeado y dirigido, se diferencia de acuerdo con el adelanto del estudiante, al igual que el del Rayo natural al cual El pertenece y de los requisitos necesarios por la hora en que se encuentra en referencia a los eventos locales, nacionales o mundiales.


Para poder desarrollar los Poderes de Invocación dentro de él mismo, el individuo debe primeramente reconocer que, dentro de su corazón está focalizado el Rayo de la Presencia y Poder de Dios, el cual contiene dentro de Sí el patrón de su futura grandeza, como la semilla contiene dentro de sí el patrón de la futura flor. Este foco dentro del corazón es conocido como la Llama Tripartita de la Vida. En su estado durmiente se conoce como una Chispa de Divinidad, pero, cuando el individuo consciente llega al Sendero, esta pequeña Chispa toma la forma de la Pre­sencia de Dios o el Cristo en miniatura y empieza a crecer y a expandirse en tamaño hasta que finalmente emerge desde su célula sellada en la cual ha morado y toma el mando de su cuerpo físico como la Majestuosa Presencia y Poder del Cristo.Este es el Segundo Nacimiento al cual se refieren tantas veces las enseñanzas espirituales del pasado.


El reconocimiento y la aceptación de esta Presencia de Dios dentro del corazón y la convicción y el sentir que a través de esa Presencia y de la Autoridad de su Poder se puede invo­car y atraer de cualquier parte del universo el poder o los pode­res que sean necesarios para prestar la asistencia en el medio ambiente en el cual él está al presente funcionando, hace al individuo un Ministro del Fuego Sagrado, el cual es capaz, mediante su eficacia, de incrementar, invocar y dirigir la Pre­sencia Flameante para el estímulo de sus hermanos y para la liberación total de la vida.


La principal sustancia de luz electrónica del Universo es atraída a la atmósfera de la Tierra a través del Sol. Ella es concentrada por el Mahá Chohán y dirigida a las facetas de la Naturaleza que están bajo su dirección. A través de los Chohanes de los Rayos esta misma energía es repartida como alimen­to espiritual de las actividades que ocupan a aquellos miembros de la raza humana que están participando en el adelanto del progreso mediante el uso de los Rayos.

La Hueste Angelical y el Reino Dévico son los conducto­res naturales y Directores de grandes mares de energía que forman las condiciones climáticas.

El hombre llega ahora a un punto donde él debe ser ilumi­nado sobre el poder existente dentro de su propia corriente vital para que saque, enfoque, moldee y dirija la energía. Esta es la Actividad Educativa del Séptimo Rayo.

La energía del hombre que fluye a través de su corazón responde a la fuerza mental, a sus sentimientos y su poder de cualificar del mismo modo que las pasiones y los apetitos de su cuerpo lo hacen.


La energía ha sido dirigida por Dios para que obedezca los Poderes Creativos del hombre. La condición en la cual se encuentra el mundo hoy en día es el resultado de esta "obe­diencia ciega" de parte de la energía a la exigencia de los dioses y diosas en embrión y sin educar que constituyen la humani­dad. Pero mirándolo de otro modo, en esta obediencia de la energía a las directrices del hombre, se encuentra la esperanza de su redención y liberación, porque solamente se requiere el entrenamiento de las personas sobre el uso correcto de su invo­cación, creatividad y poder directivo, para deshacer los errores y construir de nuevo según los Designios de Dios. La energía es atraída y cualificada a través de los siguien­tes canales:


Por el instrumento de la Conciencia (Pensamiento y Sen­timiento).


Por el poder de invocación de la Mente, del Ritual y de la Palabra hablada.


Por el talismán de las Formas Magnetizadas. Por la Música.


Por la Cooperación entre los Angeles, Hombres y Elemen­tales.


Por el uso del Fuego Sagrado.
Es por lo tanto muy evidente que para poder obtener re­sultados beneficiosos la energía atraída a través de cualquiera de los canales antes mencionados tiene que estar armoniosa­mente cualificada.

¿Qué es la alquimia de la transformación de sus conciencias?

Ustedes saben que su mundo es un mundo reflejado. Su mundo se encuentra reflejando obedientemente todas las formas de pensamiento y las imágenes generadas en las conciencias humanas. Por lo tanto, si están constantemente en armonía con el mundo Divino, inevitablemente esto se reflejará en sus conciencias.


Hay personas que están constantemente bajo la influencia de las imágenes de la cultura masiva. La mayor
parte del mundo lo está. Muy pocos son capaces de generar imágenes elevadas y cargar vibraciones elevadas.Sin embargo, hay una ley: las imágenes más bajas tienen niveles energéticos inferiores pues no están saturadas de energía Divina. Y viceversa, las imágenes que llevan manifestaciones Divinas con ellas están tan saturadas de energía Divina que son capaces de transformar todo a su alrededor.Por lo tanto, no permitan que las aparentes fuerzas preponderantes en la Tierra los confundan en un momento dado. Todo lo que se requiere de ustedes es que no se sometan a la influencia de las imágenes y manifestaciones inferiores y no divinas, saturar su vida con modelos y manifestaciones Divinas. Y la alquimia Divina no los hará esperar mucho tiempo. Créanme y crean mi experiencia en transformar el planeta Tierra.

¡YO SOY Saint Germain amado por ustedes y con amor para ustedes!



No hay comentarios: