domingo, 19 de junio de 2011

LA VENIDA DE SANAT KUMARA



ESTRACTO DE DISCURSO DEL MAESTRO


Los cambios catastróficos que los “Atrasados” forjaron sobre la Tierra y su humanidad inocente se hacen más evidentes ahora. El hombre dejo de ser lo que había sido y sus acciones dejaron de ser dirigidas por su propia Presencias Yo Soy. Sus pensamientos, en vez de ser llevados cada vez más cerca de Dios, se apartaron de Él, y su declinación, al haber alcanzado su nadir, en su progreso hacia abajo, rápidamente lo fue llevando a su aniquilación final. Solo una ayuda superior dada por algún ser Cósmico lo podría salvar.


Fue en el Gran Concilio Cósmico de representantes del Sol de nuestra Galaxia – y Yo era el único representante del Planeta Venus – que fue decidido que la sustancia elemental que había sido sostenida en la matriz de la Tierra, fuese liberada, y que la Tierra misma, (ya que no contribuía con armonía o Luz al Universo), fuese disuelta hacia su elemento nativo.


Regresando al Planeta Venus, pensé profundamente en los millones de vidas que se convertirían en huérfanos planetarios si es que el decreto fuese llevado a cabo.


Como los momentos de gran importancia enfatizan las cosas pequeñas. Todavía puedo recordar, mientras que caminaba hacia dentro de nuestro jardín, estaba la Amada de mi Corazón, Venus, sentada, el contorno de una nube y la manera en que el Sol la basaba en su paso por el cielo. No quise revelar a Venus mis pensamientos acerca de ser Voluntario para servir en la Tierra. Recuerdo bien el sonido del agua elevándose desde el corazón de la fuente y luego cayendo musicalmente dentro de la piscina del lirio – Puedo decirte aún cuantos hilos estaban tejidos en mis sandalias, ya que los conté una y otra vez tratando de llegar a una decisión.


Finalmente Venus – Quien, por supuesto, siente cada uno de mis pensamientos y sentimientos dijo: ¿Por qué no visitas a esta Tierra y ves si sientes que puedes beneficiarla al hacer tal clase de sacrificio? Puedo decirte el alivio que fluyó sobre mi ante su dulce liberación – pues cuando uno ama a otro más que a la propia vida, grande es el sacrificio en dar a aquel libertad para partir en Servicio Cósmico, sabiendo los siglos que dicha partida tomará.


Y así vine a la Tierra, y buscando sobre la Flama de Dios, conteniendo el patrón de perfección para las corrientes de vida, sentí que sería valioso todo el Amor y Paciencia y Luz requerida para acelerar la llegada de ese día. Regresé a Venus y le dije a mi Amada de mi decisión, y luego le comunique a nuestro concilio, compuesto por aquellos quienes eran el cuerpo gobernante del estado. Cada uno de Ellos, sin excepción, se ofrecieron como voluntarios para ir antes de Mi para preparar la Tierra para Mi venida. De este grupo, 30 estimadas almas fueron escogidas, y sus nombres están grabados con fuego en mi corazón por toda la eternidad.


Por casi 1000 largos años, ellos laboraron en la Tierra para preparar Shambala para nuestra llegada.
Mientras tanto que la palabra viajaba, incluso en el espacio estelar profundo; Vinieron enviados de Luz de otras Estrellas y Planetas y Sistemas ofreciendo asistirnos en nuestra tentativa. Finalmente, 9000 Seres fueron escogidos; 3000 para tomar encarnación humana; 3000 en los Reinos de la Naturaleza y Dévicos, y 3000 Ángeles.


De los 3000 quienes iban a ser Espíritus Guardianes de la Tierra en forma humana, 1000 ya han ascendido hacia su libertad; los otros restantes 2000 son aquellos que fueron escogidos por Serapis Bey, habiendo sido dada ya la Primera Dispensa para que sus Santos Yo Crísticos tomen comando.


Finalmente, el momento Cósmico llegó, y Shambala estuvo lista, me preparé para mi partida. La Estrella que es Mi Insignia Espiritual se elevó sobre el Planeta Venus y la gente fue informada con el hecho de que algo inusual estaba por ocurrir; Así es que inicié Mi partida, de Mi Amada, - Mi Planeta y Mi Gente para permanecer en un exilio voluntario por centurias de tiempo. Los pequeños puntos de Luz en los corazones de los 3000 que esperaban fue una visión de bienvenida mientras que llevábamos Nuestra atención en dirección de la Tierra, y aquí Yo he permanecido.


Algunos de uds. recuerdan el concilio en Venus. Algunos de uds. se ofrecieron como voluntarios para ir a la Tierra antes que Yo y crear un foco en el cual Yo pudiese venir. Grande fue el sacrificio, niños de la Luz, niños de Venus, Mis amados corazones! la Tierra atravesaba entonces por su día más oscuro.


La Luz dentro de los corazones de los hombres era escasamente discernible. Seres de Amor de Venus quienes no habían conocido nada excepto armonía, eligieron pasar hacia dentro de esa oscuridad a través de los portales regulares del nacimiento, aceptando cuerpos provistos por sus padres terrenales.


900 largos años ellos laboraron en la construcción de Shambala en el medio de esa oscuridad; esa frazada de efluvia; la masa de creación de los reinos astrales y físicos.


Estas almas dedicadas tuvieron que sostener la visión y el diseño de la ciudad que ellos escogieron construir. Ellos, además, tuvieron que sostener la inquebrantable conexión entre el Ser Crístico, Yo Mismo, y las conciencias externas, a través de las cuales ellos estuvieron sirviendo. Ellos tuvieron que refrenar las presiones del letargo, la rebelión y el odio por la fortaleza de su propia Luz. En esos 900 años, más de una vez sus cuerpos físicos fueron destruidos por las hordas de salvajes quienes, oponiéndose a la Luz, se dirigieron contra ellos. No muy pronto eran sus cuerpos físicos desconectados de sus almas, y ellos ya estaban aplicando, de nuevo, por nuevos cuerpos Terrestres a los señores del Karma. Estos cuerpos les fueron rápidamente provistos, y así volvieron nuevamente!. Y Shambala fue construida. La perfección de la hermosa Isla Blanca creció. Mi Amor fluyó continuamente alrededor de los constructores, y siempre estuvo con ellos el poder sostenedor de Mi Fe, hasta que el Momento Cósmico de la Visita llegó.


La Estrella Lemuriana del Polo Norte significo mi llegada. Dije adios a Mi Estrella; a Mi Gente; a mi Amor, Amada Venus!. Junto a los otros grandes Kumaras, surgí desde dentro de la atmósfera sobre Venus, mientras cada corriente de vida sobre Mi Planeta cantó.


Recuerdo bien que por largo tiempo mantenía la esperanza y las visiones por un regreso a casa. Ahora, a través de sus energías, esa visión se hará realidad!.


La Estrella Dorada que será Mi carruaje está siendo conformada con las dulces energías de algunos de entre ustedes. Mi Amor por ustedes. es muy grande. Así como los grandes Kumaras Me precedieron en Mi viaje hacia la Tierra, Ellos encarnaron la actividad Triple del Amor, Sabiduría y Poder. Un Kumara manifestó todo el poder del Rayo Zafiro (Primer Rayo); Uno el Dorado (Segundo Rayo); y Uno el Rosa (Tercer Rayo). Mientras que Nuestros Amados Amigos nos esperaban en Shambala, los Kumaras descendieron sobre la ruta de la Llama y crearon una Llama Triple en el corazón de Shambala, dentro de la cual Yo caminé. En aquel mismo instante, esa Llama Triple fue anclada a la chispa de Luz dentro del corazón de cada corriente de vida perteneciente a la evolución de la Tierra. La Llama Trina que trajimos ha estado inspirando el fuego espiritual dentro de cada corriente de vida en la Tierra, Y ha sostenido la identidad de los egos pertenecientes a las evoluciones de la Tierra todo este tiempo. Es como un fuelle Cósmico que ha actuado a través de la Llama trina en los corazones humanos.


Es así como, tomó lugar nuestra morada en la dulce Tierra. A través del mismo poder de las fuerzas centrípedas y centrífugas por las cuales hablo (cohesión y expansión del poder magnético Divino del Amor), comenzamos a magnetizar la Llama en los corazones de algunos de los Espíritus Guardianes quienes no estaban tan profundamente dormidos y que no se encontraban tan entusiasmadamente comprometidos usando la vida primaria para la satisfacción del ser personal.


De esta forma, la Gran Hermandad Blanca comenzó. La Llama Trina dentro del corazón de Shaambala, dentro del corazón de los Kumaras y de Mi Ser, formamos el corazón magnético de la Gran Hermandad Blanca por Quien, tu has sido bendecido(a), y de cuya Hermandad, todos ustedes, aspiran a ser miembros conscientes.

No hay comentarios: