martes, 14 de junio de 2011

Sexo Sagrado y el despertar de tu alma.



Sexo Sagrado y el despertar de tu alma. Por An_Ra y Amorah Quan Yin.



An-Ra es un Arcángel de alma femenina, quién es miembro de las tribus de los Arcángeles Pleyadianos la luz. Este artículo es un extracto sacado del libro de trabajo de Tantra Pleyadiano: Despertar su Ba divino, publicado por el oso y el Co. de Santa Fe, Nuevo México, copyright 1997.


An-Ra habla: Amados, estoy muy agradecida por la oportunidad de hablarles y de traerles una maravillosa historia de creación, sexualidad y el despertar de su alma hacia su pleno potencial y gloria. Como ven, es en verdad imposible hablar a fondo sobre cualquiera de estos tres temas, sin hablar de los tres. La belleza de la creación es que envuelve todos los aspectos de la existencia, como está simbolizado a nivel microcósmico en su propio sistema de chakras. Su chakra de la corona es su conexión más directa con Dios/Diosa/Todo lo Que Es, que yo prefiero llamar Unicidad. A través de este chakra comulgan con la Unicidad, se vuelven Unicidad y reciben comprensión divina sobre su ser y toda la existencia. Su tercer ojo les permite ver tanto dentro de sí mismos como más allá de su ser. Ustedes ven e interpretan a través de este centro sagrado de divina conciencia y visión. Su chakra de la garganta es su centro de auto-expresión y creatividad. Este les permite expresar y compartir sus verdades e inspiración con otros. Su chakra del corazón es el asiento de su alma gloriosa, por medio de la cual son capaces de traer la esencia de su espíritu hacia la forma en la tercera dimensión. El Amor es la naturaleza de su espíritu y la fuente de toda la sabiduría divina, el conocimiento y la compasión, que son atributos de su centro del corazón. Su Plexo solar, o tercer chakra, es su centro de voluntad divina y de entrega a la acción correcta. Al rendir su voluntad a la voluntad de su propio Ser Superior y a la Unicidad, ustedes actúan, sirven y hacen en el mundo con y por otros. Su chakra sacro, o segundo, es el asiento de todos sus sentimientos, su sensualidad y su sexualidad. Su expresión natural es la unión con los seres amados, con la Unicidad y es a través de este centro sagrado que logra la comunión entre el cuerpo, el alma y la Unicidad. Su primer chakra, en la base de su columna, es su centro de anclaje, de la existencia física y de los instintos. La seguridad, salud y vitalidad de su cuerpo físico, el templo de su alma y de su espíritu, son dependientes de un buen funcionamiento y del primer chakra raíz.


Existen muchas funciones más para cada chakra de las que he nombrado, pero mi intención es hablar de los chakras en términos de su simbolismo microcósmico, sobre el macrocosmos relativo a la creación. 


En toda la creación tridimensional, existe una conexión y una relación recíproca con todas las dimensiones de individualización. En otras palabras, no podrían existir sin nacer a través de la décima dimensión y ser mantenidos en unión por las dimensiones de la uno a la nueve. Y dentro de todas esas dimensiones, el ingrediente común es el amor.


El amor es como el huevo que sostiene la pasta del pastel y que crea la sinergia entre todos los ingredientes. Su alma superior, que es de la décima dimensión, es como el panadero. El panadero tiene el deseo de cocinar un pastel. Recordando sabores, escenas en donde compartió la comida jubilosamente con otros en el pasado, y tal vez el hambre, todo crea un deseo de parte del panadero de hacer el pastel. Hablando en términos de la décima dimensión, esto se traduce en el deseo por la experiencia, el amor a uno mismo y el amor por otros. Desde estos tres deseos, ocurre la unión y de esa unión se crea algo. El deseo combinado con el amor y la energía de la experiencia de la unión, envían luz y energía a la novena dimensión. La luz es refractada a través de un prisma en forma de diamante de la novena dimensión y se traduce en color en la octava dimensión. Con el panadero, esta parte de la experiencia de creación se lleva a cabo cuando la idea, en el séptimo chakra, se crea a través del deseo en el nivel de la décima dimensión. Entonces el deseo y la idea se convierten en una visión de lo que se necesita para hacer el pastel. Los ingredientes son los colores en la octava dimensión, combinados con los ingredientes minerales y vegetales de la primera y segunda dimensiones. Así en esta etapa el creador, o el panadero, comienzan a trabajar desde las dimensiones superiores hacia abajo y desde las dimensiones inferiores hacia arriba, simultáneamente.


Después, dimensionalmente hablando, el sonido y el color comienzan a crear patrones y ondas. El panadero, a través de movimientos para reunir los ingredientes, mezclando pensamientos y viendo la receta con los ingredientes, comienza a impulsar para que el pastel tome forma. La forma es de la sexta dimensión, el reino de la geometría sagrada. En este nivel la sinergia de las formas geométricas de la harina, la soda para hornear, el dulce, los líquidos y los huevos, se combinan creando una nueva forma que no se parece a los ingredientes individuales en apariencia, pero que los contiene a todos. Es entonces cuando el pastel se vierte en el recipiente y es moldeado en una nueva forma, que en el contexto de nuestra historia metafórica, es de la quinta dimensión. La cuarta dimensión es en donde el pastel se cuece y toma sus cualidades y su naturaleza y se eleva, una forma horneada que nace dentro de la tercera dimensión cuando el panadero la saca del horno.


Todo lo que existe en la tercera dimensión es creado y sostenido por esta receta básica, con sus diversos ingredientes opcionales que crean variaciones del tema. Un poco de canela y nuez moscada crean un pastel condimentado; un poco de rojo, verde y amarillo crean a una persona con piel negra o blanca, dependiendo de las proporciones y los matices de cada color. Un molde en barra opuesto a uno redondo, determina el tamaño y la forma de la pasta cocida; un triángulo alargado en comparación a uno equilátero determina si la persona es larguirucha, rechoncha o lo que ustedes consideran como balanceada. Nosotros vemos todo simplemente como variaciones del tema, que hacen la existencia mucho más emocionante, tal como las formas diferentes y los sabores del pastel lo son para ustedes. Y lo que une todo es el amor con el que está hecho.


¿Alguna vez han experimentado indigestión o disturbios emocionales por comer alimentos que fueron preparados por alguien que estaba enojado o que no quería cocinar? Es innecesario decirlo, porque la naturaleza de su experiencia de nacimiento, llegando a través de la matriz de su madre, la energía con la que fueron creados o concebidos, va a determinar grandemente su experiencia sobre sí mismos. Si su madre se sintió avergonzada por tener relaciones sexuales, aún con su esposo y su padre estaba teniendo fantasías pornográficas en lugar de estar amando a su madre y de estar presente con ella, estas energías fueron estampadas en su alma conforme entraron a su cuerpo durante el nacimiento.


Su impresión inicial sobre la relación hombre/mujer, sus propios aspectos internos masculinos y femeninos y sus relaciones con su madre y su padre y con el mundo, todos provinieron de la energía entre sus padres en el momento de la concepción. Tal vez fuiste afortunado y tuviste padres que fueron sanos sexualmente y que realmente se amaban.


Su mundo tridimensional está muy enfermo hoy y las disfunciones sexuales son la fuente principal del problema. Sin actitudes y experiencias sexuales sanas, es imposible dar nacimiento a niños despiertos y plenamente sanos. Sin igualdad masculina y femenina, amor, adoración de uno hacia el otro, confianza, respeto e inocencia compartida, la comunión plena con la Unicidad es tan imposible como la paz, la libertad y el júbilo. Los juegos de control de lujuria seductora; las actitudes sexuales de desconfianza, vergüenza, falta de amor y separación; así como la carencia de la presencia espiritual durante la cópula, están destruyendo literalmente la habilidad de su alma para experimentar la totalidad y la salud en la tercera dimensión. Como ven, su alma está directamente impulsada por todas las experiencias sexuales, ya sean amorosas y satisfactorias o lo contrario. Si están en un sendero espiritual, meditando regularmente, limpiando sus emociones, curando sus vidas pasadas y viendo a los curadores más finos, solamente serán capaces de lograr un nivel insatisfactorio de conciencia espiritual y plenitud, si su energía sexual no se está moviendo libre, plena y amorosamente a través de su cuerpo y de su alma. No necesitan tener pareja con el fin de experimentar esto, pero sus relaciones, tanto internas como externas, deben ser equilibradas y sanas. Lo que ustedes llaman energía sexual o expresión sexual, es la materia con la que la existencia es tanto creada como sostenida. Cuando una pareja que se ama experimenta la entrega total entre sí durante una experiencia sexual elevada, se funden en una sola conciencia que contiene partes iguales de masculino y femenino. Justo como la experiencia original de Unicidad fue “Yo soy” y de la misma manera como esa experiencia condujo a la Unicidad, individuando sus propias mitades masculina y femenina, fundiéndolas entonces en la Unicidad nuevamente, así es la función sagrada de su sexualidad, que tenía la intención de producir el mismo éxtasis y experiencia de Unicidad.


La vulva femenina es una puerta geométrica al cosmos. La vagina es el pasaje en espiral a través del cual debe viajar una persona, con el fin de entrar a la matriz, que es el microcosmos del huevo de la existencia. Conforme el huevo es “incubado” o activado plenamente, la energía y la conciencia se mueven directamente a través de otro túnel en espiral o pasaje hacia el alma de la mujer. Desde el alma de la mujer, la energía y la luz del amor se envían en ondas de vuelta hacia su compañero y a través de la existencia, simultáneamente. Esas ondas son como las del agua, solo que holográficas. Son como burbujas expandiéndose en un movimiento de onda, en lugar de ondas en una superficie plana. Estas ondas crean una mezcla del alma de la mujer y la de su compañero. El amor y el éxtasis creado por su unión son transmitidos a través del pasaje espiral, a través del cuerpo del hombre hacia su próstata, que después excita su pene para transmitir el amor, la adoración y las energías del júbilo apasionadamente dentro de la vagina de la mujer. Este ciclo es repetido en un continuo, una vez que el hombre y la mujer se han rendido totalmente a la experiencia de dar y recibir amor y a renunciar a todo el control.


Los dos se convierten en un microcosmos del macrocosmos de la existencia. Hacen girar juntos las galaxias, mantienen en forma a los planetas, activan espiritualmente el alma de ambos y sus espíritus a través de las dimensiones y se sanan a ellos y a toda la existencia: ¡y todo mientras se la están pasando muy bien! ¿Suena fácil? Idealmente lo es. Pero su mundo lo ha hecho muy complicado.


La confianza y el respeto se han perdido hace tanto tiempo, que pasan más tiempo probándose, haciendo que el otro los pruebe, encontrando razones para dudar del otro y rivalizando por el control, que creando y disfrutando de sus relaciones amorosas. Y estas cosas que ustedes llaman relaciones de amor, generalmente son un poco menos que patrones adictivos de dolor que se actúan. El amor no necesita poseer, controlar, degradar, impedir, probar nada, desconfiar o conquistar. El amor simplemente ama. Fluye. Es desinhibido, ingobernable, natural, inocente y espontáneo. Y aunque el discernimiento es necesario en la selección de la pareja, no necesita prohibirles amar a todos. ¿Sabían que los humanos tienen terror de sentir la totalidad del amor incondicional? Les han enseñado a reprimirse para no hacer el ridículo. Les han enseñado que es imposible amar plenamente sin dolor, si la otra persona no les regresa su amor y les promete quedarse para siempre. Sin una garantía del 100% de que no “perderán” se contienen un poco o un mucho. No importa realmente cuanto. El punto es que el flujo ha sido cortado y por lo tanto controlado.


¿Qué tal si el amor solo fuera posible renunciando a todas las garantías? ¿Qué tal si el amor solo pudiera existir en la presencia de la rendición? ¿Qué tal si no hubiera tal cosa como la pérdida, sino solo el cambio? ¿Qué pasaría si tuvieran que dejar ir a la pareja, antes de que la otra persona se fuera, sin saber si el o ella los dejarían ir o no? Se arriesgarían a la insatisfacción, pero eso es todo. Si tienen una sana auto-estima y amor por sí mismos, la persona que aman no puede devastarlos o humillarlos. El o ella no pueden hacerlos sentir indignos; ¡solo ustedes pueden! El objetivo del amor no es ganarse a alguien, romper sus barreras, hacer que los necesiten o los deseen, o asegurarse de que no los pierdan. El objetivo del amor es amar, apreciar, honrar, adorar, respetar, nunca dañar, apreciar y nunca depreciar al otro. Incluso pueden amar sin objetivizar.


¿Alguna vez se han despertado en un día nublado sin nadie a su alrededor y simplemente han sentido amor sin una razón aparente? No estaban pensando en nadie, enfocándose en su amor a sí mismos, o experimentando la belleza de la naturaleza. Todo alrededor estaba tranquilo y tal vez incluso aburrido o monótono bajo los estándares normales. Y así sintieron amor en lugar de aburrimiento o deslustre. Esta es la naturaleza de su ser verdadero, su alma, su espíritu. Experimentar amor sin razón aparente es una gran señal de que están acercándose al cumplimiento de sus pruebas y del dolor kármico. Es el camino a casa de su ser verdadero. Mientras tanto, el permitirse objetivizar el amor es un paso en la dirección correcta. Llenar su vida de amigos y/o de una pareja que los inspire naturalmente a amar, es algo maravilloso. Rodearse de objetos sagrados de belleza, vivir en un lugar que disfruten, estar en la naturaleza regularmente, hacer lo que realmente quieren hacer, son todos ingredientes importantes en la vida, que pueden ayudarlos a convertirse en una persona más amorosa.


Estar en relaciones con personas con las que no resuenan, con el fin de intentar y aprender a amarlas, no es la forma más rápida de superar su karma. Lo mejor que pueden hacer es mostrarles sus patrones. Pero permanecer en una relación que es toda lucha y resistencia, puede lastimarlos a ustedes o a su pareja. Todos y todo en la creación merecen ser amados y adorados. Si tu estás con alguien que no puedes amar y adorar con todo tu corazón, sería mejor para ambos separarse que permanecer juntos. No estoy hablando de una relación fuerte y amorosa, que pasa temporalmente a través de un periodo difícil. Estoy hablando de relaciones en donde uno o ambos de los involucrados están en resistencia e infelicidad la mayor parte del tiempo, una vez que la fase de la luna de miel termina. Cuando termina la fase de la luna de miel, las relaciones deben profundizarse. La luna de miel puede ser divertida e inspiradora, pero no contiene la profundidad que tienen las relaciones de largo plazo, amorosas y de apoyo.


Cuando el amor, la confianza y la entrega entre dos personas enamoradas son fuertes, uno o ambos pueden pasar a través de tiempos difíciles de curación emocional, estrés de trabajo, o problemas con amigos u otros miembros de la familia, sin afectar el lazo en la relación. Si tú estás en una relación con alguien que amas y que te importa profundamente, apoyarlo en los tiempos difíciles, así como en los tiempos fáciles, será natural y satisfactorio. Si estás, sin embargo, en una relación, principalmente porque la otra persona te hace sentir bien, cumple con tus fantasías sexuales y te hace la vida mejor, entonces cuando tu pareja esté experimentando dolor o una dificultad, te vas a sentir abandonado, olvidado e infeliz y probablemente culpes a tu pareja por ello. Para que una relación tenga la oportunidad de producir verdadera intimidad y amor sustentable, debes preocuparte profundamente por tu pareja y su vida, sentimientos y bienestar y debes estar motivado para querer dar libremente y amorosamente. Entonces cuando llegan los tiempos difíciles, no necesitan afectar el lazo entre ustedes. En su lugar, los retos les servirán para profundizar el amor, la lealtad, el cuidado y la intimidad entre ustedes.


Este tipo de fundamento en la relación es imperativo para que la relación sea un engrandecimiento en tu sendero espiritual y el de tu pareja y para lograr el tipo de unión sexual que produce la curación y el despertar de tu alma. La naturaleza esencial del alma libre es el tantra. Esto conduce a estar en un estado orgásmico constante en todo tu cuerpo. En este estado, se disuelven los bloqueos de energía, se liberan las emociones para fluir naturalmente y la experiencia espiritual de amor y Unicidad son la norma. Y es lo que ustedes y la tierra necesitan más desesperadamente en este momento. También es lo que más anhelan en verdad y lo que más temen. ¿Por qué el temor? Porque significa tomar riesgos, renunciar al control del ego y sentir sus emociones más enterradas.


No pueden sostener el sentir las profundidades del amor, sin sentir todas sus otras emociones también. ¿No han notado que cuando tienen una experiencia espiritual muy elevada, o una mezcla amorosa, o comparten con otro, es cuando generalmente siguen sentimientos de emociones menos placenteras o de pensamientos negativos? Esto es debido a que siempre que eleven su frecuencia más allá de cómo estaba previamente, cualquier cosa en ustedes que no es capaz de mantener esa frecuencia superior, es estimulada para liberarse. Por ejemplo, tú y tu amante tienen una experiencia durante el acto sexual en donde ambos se dejan ir y sienten como si se convirtieran en un corazón latiente. El amor es simplemente increíble: más allá de lo que hayan experimentado antes. Durante horas están radiantes juntos, desbordándose en amor y adoración, gratitud y gloria. Entonces uno o el otro comienza a sentir miedo o irritación. Los pensamientos son liberados. “Si confío demasiado en esta persona, voy a terminar siendo lastimado tal como siempre me pasa”. O “Dios mío, me podría hacer demasiado dependiente de esto. Debería de irme ahora que todavía puedo y estar solo. Debo encontrar todo dentro de mí”. O “Las relaciones y la espiritualidad no pueden coexistir sin que uno de los dos sufra o renuncie”. Comienzas a sospechar de la persona que está allí sentada sonriéndote amorosamente, pensando que tienen motivos ulteriores o que está tratando de controlarte. Lo etiquetas como co-dependiente y corres por tu vida, escapando escasamente de esta. ¡Casi!


Lo peor es que ustedes creen en las voces negativas e interpretan las emociones dolorosas como una señal de que algo está mal. La verdad es: ustedes están experimentando el proceso normal de evolución. Se les está dando una oportunidad para eliminar lo que ya no les sirve en su despertar y crecimiento. Si se identifican en esto cuando sale para liberarse, pierden una gran oportunidad y se entierran aún más profundo en las ilusiones de separación y en la necesidad de aferrarse a la desconfianza y el control. Así que si alguien te ama “demasiado” se convierte automáticamente en sospechosos y en digno de tu resistencia. Es ya el momento de dejar ir todas estas agendas auto-destructivas y de permitir que el amor fluya en su vida otra vez. ¿Cómo? Siendo muy honestos consigo mismos, examinando sus patrones repetitivos y abriéndose hacia una potencia sexual plena y a la curación resultante de su alma.


So-la-re-en-lo (Con gran amor y devoción)

No hay comentarios: