martes, 13 de diciembre de 2011

EL AMOR ENTRE ALMAS GEMELAS


11-11-2011


En el principio; el hombre y la mujer eran uno, después y por mucho tiempo fueron un alma en dos cuerpos, con el fin de despertar recuerdos, levantar el velo del olvido y trabajar juntos por la realización del anhelo de ser dos rayos gemelos, cada uno con el Creador para convertirse en una Divina Presencia.

EL AMOR ENTRE LAS ALMAS GEMELAS Y LOS COMPAÑEROS DE ALMA, ES LA CLASE DE AMOR MÁS ELEVADO QUE SE PUEDE EXPERIMENTAR SOBRE LA TIERRA.

La llama gemela hace parte de un conjunto de llamas que vibran en la misma frecuencia, las cuales ofrecen a las almas hermanas, el impulso y la dirección que hay que tomar para poder manifestar la promesa que ha sido hecha durante sus creaciones: DARSE AYUDA MUTUA EN LOS CAMINOS DEL KARMA.


EL amor es nuestra naturaleza y la misma de nuestro otro yo de género opuesto; con nuestra misma esencia, vibración, frecuencia y energía. Dios ha planificado que vuelvan a unirse cuando ambos tengan evolución espiritual, conciencia expandida, vivan desde el corazón - el núcleo de su ser- y sean habilidosos en el amor. Por el contrario, muy doloroso sería que nuestra alma gemela que fue creada simultáneamente a nuestra propia alma, no fuese capaz de reconocernos, o nos reconociera y no fuese capaz de amarnos incondicionalmente y se ser solidario en el sendero del espíritu. 

Un alma que ha evolucionado hacia el espíritu y se ha abandonado a la inteligencia de la luz, tiene las virtudes necesarias para que una relación sea duradera. Entre dos almas gemelas despiertas hay muchas virtudes como; la autonomía, la consideración, la aceptación, el respeto, la libertad, la ternura, el apoyo, la tolerancia, la paciencia, el perdón, la sabiduría, la ayuda, la fuerza interior, el coraje, la buena voluntad, la profundidad en el corazón, la claridad, la fidelidad, la pureza y la solidaridad. 


Las fuerzas de anclaje, están en el corazón; despertando su verdadero y perfecto amor. Tienen que ser capaces de integrar la esencia y la vibración de vuestra llama gemela en su corazón. Hablen con este ser que los ama y escúchenlo en su interior, y podrán formar parte de ese llamado a reunirse con el gemelo espiritual, tan parecido a ustedes físicamente.


De la misma forma que terminan muchas relaciones en sus vidas porque ya no resuenan con ustedes que están despiertos con su alma anclada en el espíritu y no en la personalidad, en cualquier momento, en cualquier lugar, pueden empezar una relación con su alma gemela y si ya la tienen, cuiden este amor y pídanle a la Madre Divina, a Sananda y a María Magdalena que les muestre el camino para encontrar una llama gemela con evolución espiritual.

Ustedes comparten su ser divino en el plano monádico, por lo tanto el primer paso para encontrar a nuestro gemelo espiritual es unirse a la Divina Presencia. Con su alma gemela estuvieron unidos en el principio. Es tiempo de abrirle el corazón a este ser. Trabajen con su gemelo espiritual en sus meditaciones y mientras duerman, en esta dimensión o desde dimensiones diferentes, y está unión aportará mucha plenitud y luz-amor a sus vidas.

Para unirse más a su potencial rayo gemelo, se requiere trascender otras relaciones románticas anteriores, soltar los recuerdos y cerrar el pasado. Estar atentos a los próximos acontecimientos de frecuencias más altas, que van a ayudarlos en su ascensión.


Si su esencia es masculina; la mayoría de sus vidas será un hombre, pero también puede encarnar en alguna vida como mujer y viceversa.


En una relación de almas hay una mayor apertura del corazón, que irradia más luz y emana un sentimiento de no equivocarse. Cuando ambos están cogidos de las manos, sienten una descarga eléctrica de energía desde su cuerpo electrónico que se manifiesta en calor y cosquilleo y que atraviesa los chakras principales hasta el chakra raíz.

En la intimidad con un alma gemela; cuando ambos campos energéticos se Inter-penetran, nace un espiral ascendente de energía kundalini o energía-vida; con un aumento considerable de sentimiento amoroso, y con más luces que irradian sus campos electromagnéticos, hace que se sienta una fuerte conexión con la verdad de que hubo un tiempo en el que ambos eran uno. Las fuerzas que emanan de su interior, representan una gran conexión con la Fuente, y esta fusión, desencadena una cooperación amorosa y pacífica hacia la luz, dejando atrás esas energías que impiden seguir adelante, por la falta de amor real en el alma, ya que es perfecto amar a otro sin dejar de ser uno mismo. Ambos constatarán que han sido atraídos por las mismas elecciones de vida.


El compromiso con el alma gemela es innato, está en las capas del ADN. Desde su creación, emitieron el voto de ser solidarios en esta llama única, porque lo que Dios une, los seres humanos no lo pueden separar. Las almas gemelas evolutivas, cercanas o distantes, están unidas con conciencia de unidad. Evidentemente algunas parejas cuando se sienten felices; se desconectan del resto. Deben recordar que si están juntos en este plano es porque Dios les ha asignado una misión específica, un trabajo importante que ambos deben llevar a cabo.


Cuando uno tiene una conexión con un alma gemela, esta es muy intensa, sin embargo no significa que tengan que pasar juntos toda una vida, puede ser que las circunstancias no les permitan vivir como una pareja, aunque de alguna manera siempre seguirán en contacto después de haberse reencontrado.

El alma gemela es una realización divina, ya que ambos pueden en todo momento, venir a acurrucarse en el fuego sagrado de esta unidad. Pueden dividirse en dos, tres, cuatro y hasta más o en algunos casos pueden no dividirse. Lo más común es que la mónada esté formada tres divinos presencias  y cada una sostiene a dos almas gemelas que son como uno en emparejamiento. En total son seis parejas de almas gemelas.


Uno conoce a compañeros de alma que no son su alma gemela. Con ellos, cuando las lecciones han sido aprendidas, la relación se ha completado, frecuentemente las dos almas siguen hacia delante por caminos distintos, a menos que decidan seguir juntos porque sus almas gemelas los han decepcionado o no están en encarnación.


Hay muchos tipos de amor entre compañeros de alma; desde el romántico hasta el de padres e hijos.

Para reconocer el camino a seguir con sus almas gemelas, tienen que volver a la paz interior, vivir desde el corazón y no desde la personalidad. Volver a la Unidad. Es tiempo de seguir el camino de retorno al ser amado. Reconozcan a su alma gemela como una parte importante de su ser.Gran parte de la humanidad no está con sus almas gemelas, experimentando un amor tan intenso; porque están comprometidos con otras personas, por el karma, por el ego, por los juicios hacia sus hermanos, por el interés personal y por el egoísmo, siendo así ellos mismos infelices en sus erradas elecciones, al no haber asumido la existencia de su alma gemela en sus vidas.


Trabajen juntos como SERES DIVINOS que en algún momento serán una entidad, el último estadio de evolución de la relación entre las almas gemelas. Sentirse unido al alma gemela en los distintos planos dimensionales, es un paso previo en nuestra ascensión. Pídanle a Dios que el amado vuelva de nuevo.

Ambos son esferas de luz, que desde las altas esferas (sus almas gemelas y ustedes) sostienen la misma luz de los planos superiores 12 de su misma Divina Presencia. Las almas gemelas comparten el mismo color de rayo. encuentran en la misma matriz desde su creación. Su Amor es un concentrado energético de esencia pura de la Fuente.


Las formas de expresión con el alma gemela, fluyen sin dificultad, son nutritivas y se manifiestan a través del centro de su ser. No todas las direcciones les llevarán hasta sus almas gemelas, sólo la dirección del corazón lo hará porque ambos corazones están unidos por un cordón energético de luz blanca y forma anudada. No caigan en las manos de su personalidad, creando estereotipos de cómo les gustaría que fuera su alma gemela. Estén preparados para lo inesperado, y en sintonía con su familia de almas a través de sus meditaciones y su merkaba Interdimensional.

Las almas gemelas son esas personas que se han presentado en sus vidas con sincronicidad. Sus palabras serán ley para ustedes, sus voces resonaran en ustedes, sus caricias les harán sentirse vivos. Ellos serán sus espejos. El amor que se apropia de las almas gemelas, tan sólo puede vivirse porque no hay muchas palabras para describirlo. Podría decirles que ese amor no pertenece a este mundo o que es una experiencia única que realmente los va a transformar, pero no sería suficiente.


LA CONEXIÓN DE ESTAS ALMAS, CUANDO ESTÁN EN EL MISMO CAMPO ELECTROMAGNÉTICO, LLEVA UNA CARGA DE ENERGÍA QUE SE SIENTE A NIVEL CELULAR.

La unión con el alma gemela es un derecho al matrimonio sagrado con el consorte. Lo que hemos llegado a aprender a través del principio del Guardián del Hieros Gamos es que la inteligencia de Cristo; es la del descendiente de Dios Madre-Padre y nace cuando ambas polaridades se unifiquen igualmente en el punto cero. Estos principios de polaridad (masculino/femenino) están unidos internamente con el espíritu y externamente con el cuerpo físico.

El humano que está ascendiendo acepta el matrimonio sagrado con su alma gemela, después de que el equilibrio interno ha sido perfeccionado y que ha manifestado su expresión física como la unión con su genético igual o su gemelo monádico. Al unirse las mónadas gemelas, la inteligencia avatar cristificada actúa como el Yo Superior que puede entonces, habitar el cuerpo monádico directamente. Dado que la Mónada personifica la forma física del Avatar Crístico, entonces se unifican los opuestos, y en la luz iluminada que irradia los Rayos de la luz eterna, se disuelven los espejos del yo en la luz reflejada y que eran las piezas de la mónada original que se fragmentó en múltiples identidades.


La Shekina o Espíritu Sagrado (principio de la Madre) actúa como un mediador alquímico de las fuerzas de la polaridad para disolverse hacia la armonía perfecta. Este acto de alquimia es la resurrección de los cuerpos transformados, de los cuales las alas y la corona se restauran hacia la unión de la pareja.
Mientras que pasamos por la sanación del alma con parejas álmicas (amigos o amantes) uniones Alquímicas diseñadas espiritualmente y son acordadas para resolver la polaridad del alma y para prepararla para el Hieros Gamos que es un ritual egipcio de iniciación, a través de la pureza y la sexualidad, vaciando la mente de todo contenido y usando el orgasno como un medio y no como un fin, para que la pareja de almas gemelas pueda ver a Dios en el acto sexual, en luna llena.



Muchos de nosotros hemos tenido uniones alquímicas con compañeros de alma, para realizar pruebas de inicio para el matrimonio sagrado. Si se encuentra en una unión alquímica ponga atención a sus lecciones y a las áreas que está fortaleciendo en su disciplina personal. Esta pareja se asigna para el beneficio mutuo evolutivo, aunque existan desequilibrios de fuerza que retorna al equilibrio; al realizar la alquimia necesaria a través de un comportamiento amoroso incondicional. En silencio escuche su guía interna para tomar los pasos necesarios y termine la relación en forma armónica por la razón correcta.

Eventualmente, evolucionará más allá de la unión alquímica de la tríade de su alma y estará listo para su alma gemela en su matrimonio sagrado. Algunas veces será contactado por guías aún antes de que se encuentre con la pareja en el plano físico. Muchas veces aparecerá de una forma en lo físico y energéticamente se sentirá lo opuesto a lo que aparenta ser. Tenga paciencia con el tiempo, se alineará la realidad física con la firma energética.

El matrimonio sagrado sostiene una fuerza increíble de protección; una vez que unifica a uno con otro y limpia la desilusión astral y los miedos emocionales para que tenga valor, perseverancia y no sucumban ante las dificultades. 

Hagan su trabajo emocional de sanación juntos y guíense siempre por lo que sientan en sus corazones.Debemos reconocer NUESTRAS RELACIONES como UNO con Dios, UNO con nosotros mismos.



No hay comentarios: