jueves, 12 de enero de 2012

VOLVER A LA CASA DE LA MADRE DIVINA


La mensajera es Connie Huebner 
La trascripción es de Susannah

 
Madre divina: ¿Qué estamos haciendo? los estamos trayendo de regreso al hogar. El miedo está en el mundo, la seguridad está en el hogar de la Madre divino. El miedo está en el mundo exterior. Yo estoy trayéndoles al mundo interior, y cuando ustedes viven en la seguridad del mundo interior, el mundo exterior no puedo molestarlos. El mundo exterior apenas puede ser; sus amigos, sus actividades, su familia, sus experiencias. Puede también ser; sus pensamientos, sus emociones, sus memorias. Éstos son parte del mundo exterior, fuera de ustedes, de sus propios seres verdaderos, que pudieron haber abandonado hace mucho tiempo.

Ese yo divino abandonado; los está esperando en el hogar de la Madre Divina, para darles todo, esperándoles para amarlos infinitamente, para confortarlos infinitamente, para crear con ustedes, esperándolos para unirse con ustedes.

Ustedes no son el pequeño ser, ni una emoción ni un pensamiento, no son un objeto, no son sus trabajos, no son un amigo, una esposa, un marido, o un niño. Confíen en quienes ustedes son realmente, confíen en que están viviendo ya en el hogar de la Madre Divina.

Regresar a la  casa de la Madre Divina significa, no tener miedo, ser constantes, libres y abandonarse a la luz.  Ustedes que han olvidado y han estado viviendo; en el mundo del dolor, del sufrimiento y del miedo, dejen esto atrás. Vuelvan a casa.

Ustedes pueden encontrar un millón de cosas en el mundo y también pueden crear cosas para perturbarlos y trastornarlos, pueden recordar estas cosas, encontrando una vieja emoción enterrada. Pero allí en su interior; encuentren algo que les de paz. Hagan eso repetidas veces. Hasta que la paz se establezca tan fuertemente en ustedes, que ni un millón de ejércitos, de derrotas, de traiciones, y de pérdidas puedan nunca perturbar su paz. La paz es una virtud que puede darles la victoria sobre dolor.  Yo Soy la Madre Divina y vengo en el nombre del amor.

Quiero decirles algo: Es duro encontrar el camino de regreso a casa desde el campo del apego. Esto es duro, requiere enorme persistencia. Persistencia es toda lo que yo estoy pidiendo de ustedes, vengan a casa una y otra vez, persistan. Amen la verdad y el amor verdadero, lo suficiente, para encontrar su manera de luchar contra las mentiras que el mundo les dice. La verdad y el amor verdadero (libre, incondicional, ilimitado, creador, nutritivo) lo suficiente, de modo que  puedan saber cuándo el mundo les está diciendo una mentira. Amen la verdad y el amor verdadero lo suficiente como para no aceptar la traición, para no aceptar el dolor, para no aceptar la ilusión. Si ustedes están en contra de todo esto, están para arriba, hacia el hogar de la Madre Divina, desde el mundo donde ustedes se mueven; el mundo material de los cinco sentidos, la mente, el intelecto, y el ego.

Ustedes son curativos, están curando una serie entera de tiempos de vida en este plano material, que les han enseñado a dar importancia a la ilusión, pues para que ustedes recuerden como volver a casa, tienen que cambiar esa dirección de lo que ustedes valoran (que sea ilusorio), deben cambiar de lo externo a lo interno.

Lo externo nos va a patear y a gritarnos un poco, pero apenas nos importa, porque permanecemos en nuestro interno. Estamos haciendo  algo, que va a confortarnos, a darnos la libertad y la paz. Nosotros vamos hacia adentro, entrando al hogar de la Madre Divina.
--------------------------------
La Madre Divina nos ha dicho que en el presente todos estamos viviendo situaciones desafiantes (difíciles) porque la cualidad de la luz quie está entrando a la Tierra, está cambiando cada cosa y a cada quien- Se está elevando la frecuencia vibratoria que los viejos sistemas ya no pueden sostener. Los animales y las plantas (el clima y la naturaleza) también están cambiando.

Ella dice que debemos actuar como una culebra que sabe que está cambiando su piel y simplemente se desliza y deja atrás la vieja piel. Cuando lo externo nos hace malas jugadas y nos impide estar alegres, entonces hay que volver a lo interno para cambiar lo externo. Podemos hacerlo porque estamos en un nivel más profundo ahora y que el cambio enorme no está en las noticias, en los disturbios, está en el corazón porque las personas se están amando las unas a las otras. Susannah

No hay comentarios: