domingo, 26 de febrero de 2012

MADRE DIVINA CÓSMICA - EL AMOR DIVINO ESTÁ CURANDO A MUCHA GENTE QUE ESTÁ SUFRIENDO.

 


La mensajera es Connie Huebner
La trascripción es de Susannah

Pregunta. ¿Qué puede decirnos sobre aquellos que se han ido?
Madre Divina:: Yo estoy cuidando a los que están envueltos en estas situaciones. Yo estoy despertando a las comunidades hacia la unidad en todo este planeta, y la unidad se ha hecho evidente, porque los que están en estas situaciones están recibiendo compasión y amor.

Yo les estoy dando el cuadro grande de la Madre Tierra, y el cuadro grande es un planeta que está evolucionando. Los seres humanos están creciendo y cambiando. Las situaciones individuales varían, pero yo quiero que sepan que yo estoy participando en la vida de la gente que está angustiada y de la gente que ha muerto. Sus cuerpos físicos se han ido pero yo estoy todavía participando en sus vidas. Sus vidas no se han ido. Yo los estoy ayudando de una forma de la que ustedes no están conscientes. Yo les recomiendo que participen conmigo en esta ayuda que se les está dando a ellos

Sí, hay una necesidad de cambiar a la Tierra y a los seres humanos físicamente – La conciencia de los seres humanos también tiene que cambiar. Ustedes pueden ayudarme; suavizando sus corazones (para que sean capaces de sostener más luz). Extiendan su Amor. El Amor es el antídoto con el que el cambio está tomando lugar en las vidas de la humanidad, y la Madre Tierra tiene la necesidad de Amor. Ella necesita respeto. Ella necesita ser valorada y honrada, y cuando esto ocurre sus cambios puedan hacerse más gentilmente. Ella les está recordando a los seres humanos que es sagrada. Y nosotros sabemos que está no ha sido la relación de los seres humanos con la Madre Tierra. Cuando ella no es valorada; ella hace lo que hasta ahora ha hecho, pero sin la apreciación y el entendimiento (comprensión) de la humanidad. Su vida tiene que transcurrir sin el apoyo de la vida humana, y en estos tiempos, hemos visto en su ser físico eventos severos; como los terremotos y tsunamis de Japón y Nueva Zelanda.

Yo soy la Divina Madre. Yo vengo en el nombre de la verdad. El Amor se está derramando dentro de la Madre Tierra, el Amor Divino se está derramando en la gente que han vivido estas catástrofes. El Amor Divino está curando a toda la gente y a todos aquellos que han vivido catástrofes sobre el mundo.

Yo estoy presente en cada uno de los que están sufriendo ahora. Yo quiero que sepan que estamos curando a mucha gente que está en niveles distintos.

Los terremotos han sido una señal, de los ajustes que están tomando lugar en este planeta, y habrá más ajustes. Estos son ajustes vibratorios que están creando una sacudida tremenda.

Yo estoy muy triste con todo esto que ha ocurrido, tantas vidas trastornadas. Yo estoy con cada uno… y también con aquellos cuyas vidas se han roto. Hay que llenar a esta gente con nuestro amor y fuerza. En este tiempo, ellos son los recipientes directos de los cambios vibratorios que están ocurriendo a través de la Madre Tierra. El proceso de transformación que está ocurriendo sobre este planeta es inmenso.

 Por favor, envíenles su amor y apoyo. Esto tiene un poderoso efecto. Oren por los que están involucrados en situaciones de cataclismos sobre el planeta. Sus plegarias los tranquilizarán. Oren para que ya no haya más gente que tenga que vivir cosas como estas. Toda la gente necesita unirse con Amor sobre la Madre Tierra, para curar el corazón de cada quien que está sufriendo. Yo estoy con ustedes.

Estos son ajustes desde lo interno hacia lo externo.
 Y, la Madre Tierra continuará haciendo estos ajustes. Para ella, es su vida la que se está desarrollando también. Quisiéramos que la naturaleza y la vida humana armonizaran. Y entonces todo será mucho más cómodo para cada uno--para la naturaleza y para la vida humana. Gracias.

Hay mucho sobre la energía que está ascendiendo. Es mucho lo que está sucediendo dentro de la Tierra, para cambiar la geografía. La Madre Tierra está en la alineación con la ley divina. Estoy hablando de la Tierra como un planeta, que está pasando por un fenómeno natural. Y como fenómeno natural ella está en armonía con la ley divina.

Ella está necesitando cambiar muchas cosas en su cuerpo físico para apoyar los cambios que están ocurriendo en la superficie. Así pues, ustedes podrían decir, la Madre Tierra se está revolviendo para continuar con el cambio en la luz que está ocurriendo en la superficie del planeta. Ella está balanceando sus flujos internos, flujos de energía con el flujo de energía externo de la luz creciente que se vierte, de modo que, lo internos y lo externos estén equilibrados y en armonía. Por supuesto esto afecta a la gente que está viviendo en cierta área de la superficie. Lo hace cambiar sus condiciones de vida. Y no sólo sus condiciones de vida físicas, sino también sus condiciones de vida internas--su relación con la naturaleza.

Estos cambios hacen a la gente reconocer que la naturaleza es todopoderosa. Y, causa una clase de temor. Estoy diciendo temor en vez de miedo. Alguna gente puede experimentar el temor como miedo. Pero si van más profundo, estarán en un estado del temor. Y, en una necesidad de armonizar sus vidas individuales con la energía todopoderosa de la naturaleza. Y esto es bueno.

La naturaleza puede ocasionar cambios en las vidas individuales. Las expresiones dramáticas de la naturaleza en un terremoto, o en un tornado, o en un huracán, o en un volcán o tsunami, son expresiones enormes que se dan ante la necesidad de  la naturaleza de hacer ajustes a lo que está sucediendo en la superficie.

En estos momentos está entrando mucha luz al planeta y si hay resistencia a esa luz, la Madre Tierra estará incómoda, será como un punto doloroso sobre su superficie. Entonces ella ajustará eso, y encontrará una manera de permitir que la luz sea recibida.

Estas localizaciones están recibiendo, podríamos decir, la bendición de un terremoto--la bendición de la Madre Tierra. En vez de mirarlo como algo horrible, mírenlo como una bendición interna que está ocurriendo. No sólo para la misma Madre Tierra, sino para la gente que experimenta el cambio espectacular, que es necesario. Los bendicen. Aunque entendamos que no lo perciben a menudo esa manera.


Pregunta: ¿Podría usted decir algo sobre perder a un ser amado con muerte?

Madre Divina: Sí, lo último que se suelta en la vida relativa (es al ser amado). Si ustedes pueden dejarlo ir, permitirle que se vaya para ablandar la integridad; ustedes encontrarán a sus amados. Si intentan retenerlos en el plano físico, donde ellos ya no están, entonces hay pérdidas. Pero si les permiten que se vayan de lo físico  para entrar en el infinito, ustedes los encontrarán allí. Ustedes los reconocerán y habrá  una alegría profunda.

Ése es el desafío para la muerte física del ser amada. El proceso real de la pena asiste para esto. Los lágrimas son un alivio vibratorio donde el sistema entero se está sacudiendo y está cambiando de puesto realmente, de modo que, pueda ampliarse (expandirse) ahora para resolver lo del ser amado, encontrándolo en el nivel donde el ser amado está, expandido sin una forma física.

La experiencia física de soltar y afligirse (duelo) por las  pérdidas, los lanza a ustedes a una extensión donde pueden conectarse con sus seres amadas. Ellos no se han ido, ellos apenas acaban de cambiar sus formas. Se amplían. Sin un cuerpo físico, su energía es enorme, hermosa.

Aquellos que han dejado la forma física, los están sacudiendo a ustedes a través de las lágrimas, para que ustedes les permitan irse y para que puedan conectarse de nuevo con ellos de esa manera no física. Ustedes pueden hacerla. Apenas tienen que dejarlos marchar y confiar. Les ayudaré. Si ustedes han perdido a un ser amado,  pídanme que les ayude a conectarse con el amor, porque eso es lo importante. El amor es lo más importante. Confíen en su yo infinito. Si ustedes no tienen la confianza de su yo infinito, confíen en mí y yo les demostrare su yo infinito. Los uniré conmigo tan profundamente, que ustedes encontrarán a su yo infinito.

Gracias.


La Madre Divina nos hace darnos cuenta de que como seres humanos estamos creciendo y cambiando, evolucionando en armonía con la Madre Tierra. - Ahora sabemos que somos responsables de lo que creamos,, de lo que no creamos y de nuestra felicidad, Así que somos responsables de rectificar lo que haya que rectificar. Nuestra vida sigue después de la muerte,, y si no queremos seguir naciendo y muriendo eternamente, no hay que creer en el karma o estaremos atrapados hay que expandir la conciencia para darnos cuenta de que no somos de este mundo. No creer más que en este mundo hay elección y libertad - El libre albedrío es parte del ego y la dualidad. Por lo tanto hay que pasar del libre albedrío a la libertad que resulta de la autonomía de la gracia y la responsabilidad de hacer desparecer todo lo que nuestra personalidad nos ha hecho creer que somos para trascender hasta nuestro Yo Superior, hacia lo absoluto.


YO SOY UN SER ÍNTEGRO - YO SOY EL INFINITO - YO SOY LIBRE - YO SOY AMOR - YO SOY LA VERDAD Y LA VERDAD ES TODO LO QUE HAY EN MÍ FLUYE CON LA ENERGÍA DE LA MADRE DIVINA PORQUE NO HAY DISTANCIA ENTRE SU LUZ Y MI LUZ.


No hay comentarios: