viernes, 23 de marzo de 2012

LOS DISCOS SOLARES DORADOS - LOS DIBUJOS O CÓDIGOS DE LOS DISCOS SOLARES ELABORADOS POR KAI.


Los discos solares pueden ser portales personales si los activamos. Según el Maestro Kai; la ascensión es amarse a si mismo, y estos discos integran la sabiduría de la Tierra y el Sol, contenidos en la memoria cósmica, y este conocimiento es indispensable para dar el salto a la conciencia cósmica de la 5D cuyo portal es el chakra la estrella del alma (chakra 8).
El Universo es todo lo que nosotros somos, como no lo ha enseñado la Madre Divina. La Madre Tierra con sus elementos nos enseña verdades cósmicas. Hay que ponerse al Sol todos los días para recibir las nuevas frecuencias que el Sol nos está enviando.


El primero, lo activamos en el chakra estrella de la Tierra, que está debajo de nuestros pies. Este portal nos conecta con el corazón de la Madre Tierra y del Gran Sol Central. Esta meditación nos mantiene centrados en una pulsación unificada y anclados en el planeta.


El segundo lo activamos en el chakra del alma (segundo chakra). Lo activamos invocando a los directores del elemento tierra; Virgo y Pelleur. Este portal nos conecta con la conciencia unificada de la Madre Tierra. En esta meditación hay que enviarle amor a los cristales y a las plantas.


El tercero se activa con el chakra kundalini (primer chakra). Allí nace la llama blanca de la Madre Divina. Elevamos la frecuencia kundalini hasta el corazón. Este portal nos conecta con el corazón solar unificado, el perdón y la integración. Con esta meditación vamos a sanar las heridas de la separación del alma gemela que comparte nuestros mismos sentimientos. Integramos el aspecto femenino que es el amor con el masculino que es la voluntad.


El cuarto es la plantilla solar de Mu. Se activa con el chakra de las emociones (plexo solar). Este portal nos conecta con el elemento agua, y con su onda de vida. Practicamos la aceptación y la adaptación porque lo contrario nos causa dolor. En esta meditación hay que invocar a los directores de los elementos Neptuno y Lunara, al Elohim Paz y a su Complemento Divino. Fluimos con la luz del agua cuando nos estamos bañando, bendecimos el agua que tomamos y la convertimos en luz líquida capaz de acelerar las vibraciones de nuestras células. Reconocemos que somos agua y que el agua nos lleva a la luz. Enviamos amor a la vida del mar.
Con Amor Susannah.

No hay comentarios: