martes, 29 de octubre de 2013

DJWAL KUL - LA BODA ALQUÍMICA - resumen





Canalizado por MARK L. PROPHET Y ELIZABETH CLARE PROPHET.

El primer paso para el matrimonio alquímico es el ascenso primordial de la esencia de la vida de la Madre Divina desde el chakra de la base de la columna hasta el nivel de la sede del alma. En esta acción el alma polaridad negativa del ser; incrementa su conciencia del yo a nivel de la percepción del ser de la Madre.

Y así el camino de regreso al Hogar se encuentra cuando el alma escucha el llamado de la Madre; su canto, su murmullo, su arrullo, su disciplina.

Habiendo el alma descendido hasta la pendiente más lejana en la densificación de la energía divina, el alma experimenta a Dios como la Madre y ambos ascienden al centro donde la energía divina en movimiento es la victoria de la paz y una espada ardiente.

Aquí en el plexo solar se descubre que el impetu de la lucha es el deseo divino de ser creador y creatividad, y con un vigoroso impulso y un adelante, y una risa y un aquí voy; el alma con el manto de la Madre accede al plano de Cristo, adorando la llama de Dios, pródigo triple anclado en el corazón; madre e hijo y una nueva dimensión de vida que comienza... y la transfiguración es la señal de la ascensión del alma, ataviada con el traje de la Madre al plano del cirazón, donde el fuego de la Tierra y el Fuego del Cielo se encuentran. Aquí la unión de los triángulos de cada chakra se descubre que es el 24, pues cada estrella de victoria revela un ounto de identidad en el reloj cósmico de Alfa y Omega... Al fin el alma ha encontrado el plano de la Unidad... el alma comprueba su igualdad en corcondancia con Cristo.

Ahora la Diosa Madre, la llama de la vida con la triple esencia del Hijo escolta a la novia resplandeciente (el alma) a los planos superiores del Espíritu (el novio) y el fuego que se produce a sí mismo... atrae cada palabra que procede de la boca de Dios.., Madre, Hijo y alma, encuentran la unidad del todo en el loto de 1000 pétalos de la mente de Dios... Ahora la trinidad de la Sagrada Familia; Padre, Madre, Hijo Sagrado, se funden con el alma para hacerla íntegra; ESTA ES LA PROMESA Y LA META. En este momento preciso; el momento de retorno a casa; el Espíritu Santo encendido en la unión del Padre y la Madre, asiste al templo y al altar y una llama surge en el corazón que enciende todo con la inspiración del alma superior... No soy ya más 2 sino 1... Decretarás una cosa y te será establecida... Y entonces la célula de vida que eres; mundo microcósmico, puede amalgamarse y convertirse en la célula de Dios, que es el Huevo  Macrocósmico. Piensa en esto por una rato.


No hay comentarios: