sábado, 13 de abril de 2013

ALQUIMIA SEXUAL





El despertar la alquimia sexual, es un camino que conduce a la liberación, al éxtasis y a la iluminación. Empieza por el cuerpo físico que es el templo dentro del cual jugamos el Juego de la Vida. Comienza desde las raíces para poder conocer las alas. 

En el sexo sagrado, el deseo es un puente de trascendencia, una fuente de placer, abre los chakras y nos lleva al éxtasis de la elevación espiritual. Sólo hay que montarse en las olas del éxtasis, olas de ondulación prolongada hasta llegar a la cúspide del ser, y alcanzar la iluminación.


El cuerpo necesita  poseer mayor caudal energético y vibrar en armonía y equilibrio con la Fuente Infinita. El trabajo consiste en desprenderse de la oscuridad que impide ver el diamante, desprenderse de la rigidez que nos impide expresarnos como almas.

Permite que el ser atraviese el puente hacia la conciencia expandida apoyándose en el amor.

La Unidad Original,se transforma en dos polaridades, la dualidad, Shiva o el Principio Masculino y Shakti, el Principio Femenino.

La energía kundalini, se despierte en la zona sacro-sexual y ascienda por el conducto de
la columna hacia lo alto de la cabeza y de allí a los centros superiores. Purificando el cuerpo, tornándolo flexible y fuerte, alimentándolo de energía,  a través de la respiración infinito y acordeón,  limpiamos los nadis o meridianos del cuerpo energético, purificando las emociones y los pensamientos.

Es aprender desde el placer por el gozo, la alegría y la conciencia. Te aceptas y te amas. Canalizas la energía sexual con amor y sabiduría, para que fluya - La energía sexual es sagrada, eleva y es portadora de vida y salud.

El intercambio de las energías femeninas y masculinas  para sentirse uno solo y lo mismo.En un comienzo fuimos un ser, mitad mujer mitad hombre. Ambos tienen que volver a encontrarse para ser uno otra vez. El sexo permite que te unas nuevamente con tu compañero cósmico con una energía que sube en espiral hasta un estado de conciencia de la 12 D donde esta la Divina Presencia de ambos y el ángel que los cuida. Se necesita conciencia de unidad con todo, para que los gemelos espirituales emerjan de la unidad.

La sagrada energía kundalini proviene la Madre Divina es blanca fluorescente y contiene las partículas adamantinas del Padre Divino. Es  la manifestación de la polaridad femenina de la vida que envuelve, para transformarte en un ser más amoroso y consciente.

El primer sutra de Shiva con Devi dice: "Al entrar en la unión sexual mantén fija la atención sobre el fuego inicial, evitando llegar a los rescoldos del final".

No hace falta llevar prisas para consumar el deseo y el acto sexual. El inicio de la unión contiene la chispa y el fuego, el practicante lo mantiene para que no llegue a ser brasa, para que no se consuma. Esto se obtiene con el ritmo, creando un círculo que no tiene ni principio ni final.  Sentirán como si se convirtiesen en las olas de la energía del placer. cuando surge la llama inicial el presente es el parámetro por el cual andar con equilibrio y en contacto con la energía de las almas, mezclándose con el espíritu en un círculo.

No existe pérdida energética sino revitalización y comunión. Aceptando el deseo, tu cuerpo y tu ser completo traspasan las fronteras de lo personal a lo transpersonal, se disuelve los egos en un mar de conciencia.

El sexo sagrado genera luz y energía como una dínamo. Los polos energéticos se encuentran y conectan lo eléctrico del hombre con lo magnético de la mujer proporcionando a la vez que un inmenso placer, una conexión completa. La más pura efusión del amor entre los sexos es como una supernova en miniatura de unión estática. El placer recíproco se convierte en el motor que alimenta el fuego de la pasión. La pasión se convierte en el combustible del amor. Este motor que funciona con la fuerza de un horno solar, arde con el eterno poder de la combinación del Yin y el Yang. El verdadero amor es como un huracán espiritual que barre cualquier obstáculo en su camino, como la tormenta final. 


La voluntad para el crecimiento espiritual, alimentado con la energíasexual, puede convertirse en éxtasis de lo Absoluto.

El Hombre y la Mujer están representados en sentido cósmico como los
polos opuestos del mismo imán. Ellos son el antiguo pasaje de las espirales galácticas en su movimiento por los cielos, el sutil remolino del electrón y el protón. Ellos son la corriente de las fuerzas creativas, una en la otra, un reflejo de todas las pasiones de la Creación en la Naturaleza.
El Hombre y la Mujer son las cargas opuestas de la energía de Dios. Ellos son los que encienden la luz, la Sexualidad como liberación, el movimiento en el viento de las fragantes flores y la hebra dual de todo DNA. La unidad del hombre y la mujer, que son Compañeros Cósmicos, desemboca en un progreso espiritual sin límites.

No hay nada en la unión de un hombre y una mujer que no sea profundamente místico por naturaleza. Porque en la naturaleza, lo que nosotros llamamos místico es simplemente la realidad diaria. El Misticismo es esa cualidad de la conciencia que es capaz de percibir y recibir directamente la Verdad desde el Universo. El sabio toma ejemplo de las filosofías vivas y positivas del mundo cuando accede al misticismo natural. 


Los orgasmos son aún más valiosos los beneficios;cuando se ayuda al otro a encontrar estados más elevados de conciencia. El hombre y la mujer son fuerzas Cósmicas, se pueden ayudar mutuamente de formas muy profundas, simplemente mediante el intento de hacerlo.


En Kundalini la energía sexual en la base de la columna se eleva hacia los chacras superiores. Realizándolo, se manifiesta a si misma como la fuerza creativa de una mayor fuerza interna, revelándose como amor más elevado, comprensión simbólica, claridad y éxtasis espiritual. El sexo enfocado espiritualmente, puede hacerlo automáticamente, con la única diferencia que la energía de las dos personas se eleva al unísono hacia los chacras superiores. De esta manera, nos vamos convirtiendo en Budas o en Cristos. Esta intención se vuelve extremadamente poderosa mediante la atracción sexual o   ascensión mutua. Todo lo que se necesita, es un respeto por su opuesto y por la nobleza cósmica inherente al sexo opuesto. Con ese respeto, el Tao cósmico del Yin y el Yang se hace accesible.

También el amor es transmitido y todos los chacras, constantemente envían y reciben cada estado del ser. El ser humano es como una radio con siete emisoras, emitiendo simultáneamente en todas ellas. El trabajo comienza, pues, en el primer chacra base de esa "pirámide" de los chacras. El placer se convierte en la puerta que lleva a estados más elevados del ser y el sexo es un vehículo para obtener cosas mejores. El placer se convierte en una máquina propulsora que impulsa a la pareja hacia más elevadas altitudes de amor espiritual y éxtasis. Pero si se usa el Intento para amar mientras se esta disfrutando, no solamente se incrementa el placer, sino que se fortalece el amor enfocado con esta vibración-placer ya elevada. En este sentido, el Tao de la unión sexual se convierte en una meditación mutua, por encima tanto del placer como del amor, de forma simultanea. Esto es tan simple como sentir placer en el primer chacra y amor en el cuarto al mismo tiempo, ciertamente, no es un hecho tan esotérico. Para aquellas parejas que tienen aspiraciones más elevadas, se puede añadir un tercer elemento del Intento, que es el éxtasis espiritual, que se puede sentir en el séptimo chacra, situado en la coronilla, en lo alto de la cabeza. Este enfoque sobre el chacra de la coronilla es similar a la elevación del chi en el Yoga Kundalini, y puede tener idénticos efectos espirituales. El séptimo chacra es el que está más armonizado con el alma. Es en este donde recibimos comúnmente mensajes desde el alma o el ser superior. Cuando dos personas enfocan su intención en el otro simultáneamente, mientras mantienen la conciencia en sus siete chacras, comienzan a experimentar lo que es llamado como "comunión con el alma" que puede ser realmente exquisita. Así que en esencia, el sexo no solo es necesario para el intercambio del primer chacra o placer.

Puede ser también una forma de alinear las energías psíquicas e Intentar con el compañero niveles de placer/orgasmo, amor/reverencia y éxtasis/comunión del alma, (primero, cuarto y séptimo chacra respectivamente). 

El placer en el sexo se incrementa o decrece depende de los pensamientos que se esté teniendo en ese momento. Detrás de cada pensamiento está también el correspondiente intento con su correspondiente efecto psíquico. Así que para nuestro propio placer y para el de nuestro compañero/a el Intento es algo que hay que tener en cuenta, ya que es muy relevante. El intento o poner la atención, en la ascensión mutua del Yin y el Yang como Uno. Cuando se emplea este intento durante el sexo, se convierte en lo que se podría llamar una forma de adoración mutua. De esta manera, uno se acerca al sexo opuesto con reverencia, tal como entraría en un templo sagrado en donde se tienen tan solo los pensamientos y sentimientos más puros de adoración a Dios. Cuando mutuamente se sostiene este Intento, tiene lugar una reciprocidad de una vibración muy elevada. El placer, el amor, y el éxtasis viajan de vuelta y hacia su incremento. Así como una mujer se eleva por la adoración espiritual del hombre, así se eleva también su estado de conciencia. Esto es particularmente cierto durante el sexo, porque el sexo tiende a abrir todos los chacras y a estimular poderosamente el flujo de energía. Así, principalmente, las relaciones más duraderas y satisfactorias están basadas en la intención espiritual.

Como practicantes espirituales responsables, sabemos que la energía sexual kundalini, abre los chakras y a través de esas ruedas nos pasa el karma de nuestro amante, por eso es importante que el amante tenga evolución espiritual y sea un alma pura.  Tomamos nuestra propia fuerza y aspiraciones de cara a nuestro amante, con el conocimiento de lo que se da es lo que se recibe. Este es el 
Karma de las relaciones humanas, y  la ley natural. Un amante espiritual no es un refugio en el cual nos escondemos del mundo, sino la oportunidad de crecer de felicidad en la unidad del intento progresivo. Nuestra mutua adoración nos puede conmover como las profundas energías celestiales en medio de la creación de todas las cosas. Nuestro compañero puede ser la verdadera presencia del Dios encarnado, lleno de pasión, nuestro aliado espiritual.Con el placer mutuo, llenamos nuestra vida de éxtasis, con nuestro mutuo amor comenzamos el servicio necesitado del ministerio espiritual. En el éxtasis mutuo, juntos nos elevamos a los reinos de la luz. 

* El sexo es la energía de vida, Todo es creado sexualmente.
* La energía sexual es la energía creadora, por consiguiente es la base de la espiritualidad y
  el comienzo del camino espiritual.
* El sexo debe de ser transcendido.
* Todo debe ser experimentado para ser comprendido.
* Tantra es la enseñanza del aceptar la vida totalmente, nada es negado o rechazado, alcanzar el entendimiento.

Si antes ambos veían el brillo de sus espíritus sin ningún impedimento, el tiempo de la convivencia ha puesto una montaña de arena delante de sus ojos y ya solo ven la imperfecta materia de que están ambos hechos. El reto al que se enfrenta cualquier pareja es ser capaces de estar enamorados con la misma intensidad y pasión de los primeros tiempos, pero con el valor añadido de la sensación de lealtad,comprensión y seguridad que solo consigue una pareja templándose en el tiempo como los
buenos aceros.

Somos un cosmos viviente porque dentro de nosotros viven millones y millones de células dotadas de su propia conciencia. Son en realidad entes individuales aunque pertenezcan al universo de nuestro cuerpo.Cuando la felicidad y el gozo más profundo conmueven nuestro ser, cada una de nuestras células vibra con esa dicha irradiando su mayor potencial de energía y ese fabuloso micro-universo que es nuestro cuerpo se llena de un gozo pleno y luminoso, de una "música de las esferas" llenándolo todo de armonía; al surfear en la Ola del Placer que conmociona todo nuestro ser. Algo que va más allá de una mera experiencia genital o sensorial porque es una experiencia holística que implica a la totalidad de nuestro ser. Por eso el ritual tántrico insiste tanto en alargar la experiencia erótica e implicar en ese acto sublime y sagrado a todos nuestros sentidos, conciencia y emociones; para que cada una de nuestras células y neuronas participen de esa explosión de luz.

Buscando al Amante Interior en práctica sexual en soledad.También puede canalizarse la energía sexual en solitario mediante la conexión con el Amante Interior que todos llevamos dentro. Podemos sentirnos enamorados de la Vida experimentando en nuestro interior su belleza, su fuerza y su plenitud. Así, contemplando la sonrisa de un niño, observando un hermoso paisaje o el vuelo de una mariposa podemos tener el gozo de sentirnos parte de una inmensa belleza que está ahí fuera y dentro, que en realidad no está ni fuera ni dentro sino es la propia esencia del Todo del que formamos parte. Si estamos solos podemos ir directamente a las fuentes, podemos hacer el viaje al revés, es decir, descubrir sin ayuda que esa plenitud existe ya en nuestro interior y después de llegar al orgasmo sentirnos vivos y profundamente relajados. Entonces descubriremos que no estamos solos, que la Vida es nuestro mejor amante y desde ese momento nos convertirá en los amantes más poderosos.

La boda alquímica entre tus diferentes polaridades puede realizarse con éxito el encuentro mágico con el otro,puedes fusionarte con tu amante en una plenitud y gozo total pero fundamentalmente puedes fusionarte con la Vida como la expresión de la divinidad, subiendo la energía sexual por los chakras.

En la unión sexual debe implicarse todo el cuerpo, sentimientos, células mente y en suma la dimensión global del ser humano. Comprender que para desarrollar la divinidad que llevamos dentro debemos de poder expresar todo el poder de amar que hay en nuestro interior
con creatividad y sabiduría. Con esta actitud de valentía frente a uno mismo y de no querer juzgar ni dejarse llevar por lo negativo se hace posible que las partes más oscuras, las más doloridas y las heridas más profundas vayan saliendo poco a poco sin causar tanto daño.

CAPACIDAD DE COMUNICARSE. 

Es lo primero que deben de lograr todas las parejas que quieran establecer una base sólida para que su amor. Lo importante es tener la meta de que no solamente permanezca el amor sino que continúe brillando como una hermosa llama durante muchos y muchos años. Lograr esta armonía requiere desarrollar ciertas habilidades en la pareja, como la confianza, la lealtad y la capacidad de comunicarse. Estas habilidades, junto al amor, son los pilares de toda buena convivencia.

Es algo que va más allá de las palabras, algo que no es solamente hablar aunque, por supuesto, también lo sea. Comunicarse con las palabras es necesario, desde luego. Contar con sinceridad lo que uno piensa, siente y desea es necesario. También saber escuchar al otro, establecer momentos para el diálogo, la intimidad, el compartir los deseos, sueños, preocupaciones y proyectos es algo necesario pero muchas veces las palabras no pueden expresar todo lo que llevamos dentro y no pueden contener todo lo que queremos comunicar. La comunicación emocional es también necesaria. Muchas veces un gesto, la expresión del rostro, una determinada caricia o postura dicen más que muchas palabras. Comprender que los sentimientos, los tuyos y de tu pareja es tan necesario como saber expresarlos-de la mejor manera posible.

Todo sentimiento negativo guardado es agua podrida que se queda dentro del cuerpo y pondrá en peligro no solamente la relación de pareja sino también la salud de la persona. 

El amor y la vida de pareja tiende a desarrollar la confianza, esto es positivo pero precisamente la
confianza hace que uno pueda mostrar su enfado o pensamientos negativos de una forma más natural; con palabras hirientes y desagradables que aunque no se produzcan de una forma consciente y deliberada no quiere decir que no puedan hacer daño.

El Tantra nos pide ser consciente de lo que decimos y de todo lo que hacemos, evolucionar la ternura, el amor y la comprensión. Cultivando estos don podemos ir más allá de las palabras.
Cultivar las habilidades de comunicación emocional supone trabajar ambos polos: el que habla y expresa que debe hacerlo más conscientemente y el que escucha y siente que debe hacerlo con más comprensión y tolerancia, sabiendo ir más allá de las palabras.

La comunicación emocional se produce entre la pareja y las personas que conviven sin darnos cuenta porque va más allá de las palabras. El estado de ánimo influye en uno y viceversa, esto crea confusión y podemos llegar a pensar que nuestra pareja es culpable de nuestros propios sentimientos. La trampa en la comunicación emocional deficiente es hacer responsable a la pareja de nuestros sentimientos: Yo estoy triste porque no me comprende. Esto no es así, yo estoy triste porque quiero, porque no me controlo, al margen de que mi pareja me comprenda totalmente o no.

VIVIR EN ARMONÍA.

Renunciar a convencer a otra persona; no supone renunciar a sus propias razones pero sí renunciar a seguir perdiendo el tiempo, hacerse más daño y seguir discutiendo; por eso debe parar la discusión, pedir un tiempo muerto para tratar de re-establecer la armonía por otros caminos que no sean los de la de discutir eternamente las diferentes razones.

Si ambos están en el camino de la expansión de consciencia renunciarán a tener razón y buscaran primero serenarse, respirar juntos, meditar juntos y después hablar sobre el contencioso que provocó la chispa incendiaria entre ellos.Si la energía fluye correctamente por nuestro interior se manifiesta en plenitud y alegría, si no fluye del todo bien se manifiesta en frustración y resentimiento; pues lo mismo sucede entre las parejas, la armonía y el equilibrio de sus mutuas energías internas hace más posible que ambos se entiendan en el plano mental, emocional y real. Aprender a comunicarse con las energías internas, la intuición y los sentidos psíquicos.

Cuando hay tensión, más que pensar en convencer, en tener razón es mejor tumbarse juntos y hacer la meditación fortalecedora.Ser conscientes de la propia respiración y la de la pareja, y meditar juntos, dejar que se vayan los pensamientos negativos al igual que pasan las nubes en el cielo, centrarse en la luz y el amor, cambiar la polaridad del enfado a la paz y todo mejorará, para superar con más luces y creatividad que antes. Después de que la armonía se haya restablecido podéis retomar el diálogo interrumpido pero con más paz y armonía, pero sobre todo, sin caer en culpabilidades. Aceptes la vida como se manifiesta, sin juzgarla, sin querer cambiarla sino transmutarla. Lo mismo debes hacer con tu pareja, no la juzgues, no la hagas culpable ni mucho menos intentes que se sienta así. Nadie es culpable, sencillamente hay desacuerdos que pueden solucionarse aumentando la armonía; al igual que la noche puede iluminarse con más luz.
Y llegando al final del camino de sabiduría, comprender que la esencia que creo el Universo es un hermoso y gozoso acto de amor.

http://www.tantranuevatierra.com