sábado, 5 de septiembre de 2015

MADRE DIVINA VÍA SUSANNAH-LA ENERGÍA Y LOS REGISTROS AKASHICOS


 
 
 
LA ENERGÍA

Yo la Madre Divina, comparto con ustedes su esencia y estamos unidos por el amor y la verdad. La verdad está en el corazón y los hace libres. Todo lo referente a la luz, está pasando muy rápido. No pongan la atención en el pasado. Manejen y  muevan las energías. Como las hojas se conectan con el árbol a través de la savia, sus corazones se conectan conmigo a través de la luz que tiene las potencias de atracción y de ampliación.

Estamos trabajando para ampliar las antenas de sus corazones a la medida del universo. Ustedes se están ampliando; al soltar todo lo que su ser está tratando de eliminar. Ustedes se están expandiendo y sanando al soltar el dolor. Apóyense en mí para tener más voluntad de dejar ir. Pongan todas sus dificultades dentro de la  luz.

Todo lo que ustedes perciben del mundo exterior con sus cinco sentidos físicos, tan solo son las apariencias de las formas. Lo que perciben del mundo interior lo hacen con el sentido de la conciencia. Proyectando sus conciencias pueden viajar hasta mí - ustedes son chispas de luz y la luz es energía y vibración, con  frecuencias diferentes y ampliación distinta. Sintonicen el amor de la Madre Tierra, siéntanlo. Alinéense con los chakras de la Madre tierra, ascenderán con ella por una puerta dimensional. La Madre Tierra es su libro de la creación - ella es su maestra en la lección de esta vida.

La energía se gasta y se renueva dentro de su mismo ciclo. El secreto está en  ponerla en acción conscientemente, y así generar nuevas fuentes de energía por el conducto de los reinos de luz que les servirán en la continuidad del ahora. Aquiétense y re-cárgense de energía en Dios.

Ustedes están en el despertar del espíritu, las realizaciones espirituales, el dominio de los cuerpos inferiores, la elección constante de lo justo, de la alegría, de la verdad, de lo útil, del amor divino y todo aquello que les alimenta y fortalece el Ba o alma - mi energía vital está al servicio de sus almas. 

Los nuevos rayos de luz que están llegando a ustedes, ordenan los paquetes del ADN para que evolucionen como seres multidimensionales. Los doce chakras están conectados con los doce filamentos del ADN que están rotando, y activando todas las partes de ustedes mismos para que estén más conscientes de quienes son. La transformación de la Madre Tierra está ocurriendo por la activación de los 12 filamentos del ADN, ya que ahora hay más seres despiertos. Su ADN guarda información física, mental, emocional y espiritual de cada uno de ustedes, de sus habilidades intuitivas y de sanación.  Las energías de los siete primeros rayos, tras eones, se han combinado y multiplicado creando el mundo de las formas y nuevos rayos.

En el servicio ustedes son valorados por sus dones habilidades y capacidades, Sobre todo por su constancia. La posición  que ustedes tomen en el servicio debe ser de amor incondicional - estén alertas, en silencio y en recogimiento. Los estoy envolviendo ahora en el sexto rayo del servicio con mis rayos; rojo - carmesí y dorado - cobre. Sus átomos y sus moléculas son energía – la dimetiltriptamina, es la llamada Molécula Espiritual y se encuentra en la glándula pineal. El hipotálamo es la glándula que regula su metabolismo - cuando no está bien, ustedes no sienten deseos de hacer nada.

De su amor por lo divino nace lo que yo llamo fe y devoción. Sientan la alegría de su unión permanente conmigo. Yo los llevo en mis brazos y ustedes me llevan en sus corazones.

Ustedes no son sus actividades. Sus actividades van y vienen con el tiempo. Estas incluyen la familia, la carrera o trabajo, los negocios, actividades sociales, actividades espirituales, actividades de ocio, y caen bajo el título de todas las relaciones en las que ustedes interactúan y como experimentan la vida. Ellas pueden cambiar en un instante.

Sí, viven en este mundo relativo, lo único constante es el cambio. La cantidad de dolor que sufren está directamente relacionada con la forma adjunta en que van a los hechos y a las circunstancias sin dejar ir, y en lo que les ocurre a ustedes y a quienes los rodean.

Levántense por las mañanas, esperando que algo maravilloso les ocurra. Los primeros minutos, dedíquenlos al Padre Creador.  Muchos cambios buenos, se están produciendo para mejorar sus vidas en este planeta.  Lo que no cambia es la verdad de quienes ustedes realmente son; ustedes son mis hijos y la expresión de Dios en forma humana. Son más poderosos de lo que pueden imaginar. A medida que entran en su divinidad; ustedes reconocerán su transformación y este estado de conciencia expandida más y más.

En el universo predomina la luz, y el bien. La totalidad de su ser es lo bueno para ustedes y siempre ha sido así, lo es ahora y siempre lo será. 

MEDITACIÓN PARA LA ARMONIZACIÓN DEL LIBRO DEL ALMA O LIBRO DE LA VIDA.

Cuando ustedes se aproximan a su ascensión, se requiere hacer una meditación para actualizar los archivos de la rejilla del Akasha, retirando del libro del alma, lo que ya no les sirve para su más alto bien. Esto significa armonizar los registros akáshicos con un prisma más elevado.

Siempre les insisto en que aprendan a dejar ir. Son más fuertes dejando ir que reteniendo.  

Estamos trabajando en la curación de sus almas, de sus problemas de insuficiencia. Yo soy la Madre Divina, en conexión conmigo, van a viajar al núcleo cristalino de la Madre Tierra, a una cueva de cristales conectados con el éter de los registros akáshicos. Pedimos la guía divina de Sanat Kumara y de Adama de Telos. Invocamos a los ángeles magísteres.

Cuando lleguen allí; el Guardián de los Registros les hará entrega del libro de su alma, el cual sólo podrá ser abierto y cerrado por ustedes mismos. Una vez que tengan el libro; pídanle al Espíritu que lo abra en la situación pasada que les ha traído mayores  dificultades en su vida actual.

Ustedes van a ver imágenes y a encontrar respuestas a situaciones  que tienen confusas, si no quieren ver los detalles que pueden resultar dolorosos, cuando sientan la energía pesada de esa vida y se reconozcan a sí mismos dentro de esa vida, corten el cordón energético con esa cadena de su pasado que ya no les sirve para su mayor bien. Hay que dejar ir. Por último sus guías les van a dar un mensaje que los ayude en el camino de sus almas. Esta experiencia les va a permitir entender su vida actual con claridad. 

Cada Alma tiene su propio libro, en donde sin juicio están registradas todas las vivencias de todas sus vidas, como un campo unificado de aprendizaje. Yo quiero enseñarles lo que realmente ustedes son. El Alma que son, necesita recordar algunas experiencias,  para sanar. Si se quedan en lo viejo, no se dan la oportunidad de recibir lo nuevo.

Es su Yo Superior, quien coordina lo que les va a ser revelado, desde el plano de los registros akáshicos, para que tengan unos momentos de claridad y verdad, de armonización y de sanación. De mayor comprensión; de alguna situación que necesiten resolver o de alguna información que deseen encontrar - también les dan información de vidas pasadas que han creado conductas auto-destructivas repetitivas. Se puede preguntar el propósito por el cual están aquí.

Esta meditación háganla conmigo la Madre Divina por 33 días.

Digan: "Pido a los Señores de los Registros Akáshicos, a mi Yo  Superior, a mis guías espirituales, y a los seres de luz, me permitan ingresar al recinto del Registro Akáshico, bajo su guía y protección, para acceder a la información que solicito (explicar lo que se busca) para mi mayor bien, y para el servicio de la Madre Divina".  

"Pido a mi Divina Presencia y a los ángeles que curan el alma que encuentren, curen, limpien y reconstruyan, todas las pequeñas partes de mi alma que yo haya perdido por experiencias dolorosas y me las integren. Quiero todos los pedazos de mi alma de vuelta".

Es posible que si algún fragmento regresa, ustedes recuerden la experiencia que causó la fragmentación y la desintegración.

Es una oportunidad para que con la colaboración de su alma, puedan sanar a través de sus registros akáshicos; algunos sucesos traumáticos, incluso en la vida actual, dejándolos ir de su memoria etérica, para un mayor bienestar. Ustedes pueden pedir la ayuda de los ángeles magísteres y los maestros guardianes de estos libros, para que les abran este portal.  

Estás de pie delante de un gran pasillo que conduce a la sala donde se guardan los registros akáshicos (el libro de la vida). Tú estás apoyado por muchos santos, ángeles, Jesús, Kwan Yin,  la Madre Dios, el Padre Dios y los profetas como Elías.

La escena se desarrolla de esta manera: El guardián de los registros está de pie y  él sabe por qué estás aquí. Después de todo, está escrito en tu propio registro Akáshico. Él te lleva a la gran sala, sus partidarios le siguen.

Estás ante tu libro- colocando las manos ligeramente por encima del libro se siente su vibración de alma. El libro en colaboración con tu alma, tiene el poder de curarlo todo por sí mismo.

Cuando le damos a los comandos (el libro te guiará según las indicaciones de espíritu) el libro se abrirá por  sí mismo - verás un holograma de la experiencia o trauma que te ocurrió en algún lugar de tu existencia como alma que clama por la curación. Tú eres el director del Flujo Divino. El flujo se puede mover.

A medida que el trauma es sanado por la luz divina, el amor divino y el perdón, puedes escribir la enmienda; de que tú eliges la vida. En los Registros Akáshicos del pasado no pueden haber cambios, pero pueden ser modificados.

Vas a elegir la enmienda; afirmar la vida. Lo más probable es, que estás sufriendo hoy porque alguien en tu historia de almas, hizo una vida negando esta elección y estas creencias te atormentan ahora. Las creencias que han mantenido partes de tu vida presas.

Pedirle al Espíritu Santo Cósmico, su protección y la curación de traumas o experiencias que ustedes no hubieran querido tener y que involucren su actual viaje del alma. Aprovechen la oportunidad que ustedes tienen ahora de estar cada vez más conscientes de sus pensamientos, emociones, sentimientos y acciones de su pasado. Mediten en su libro del alma. Primero aquietan el cuerpo y la mente desde su corazón, y no prestan atención al mundo exterior, a fin de unirse a su yo superior en el silencio de su santuario interior.

La meditación actúa favorablemente en el plano físico, relajando su cuerpo, en el plano mental, calmando sus pensamientos, y en el plano espiritual, renovando la energía vital y estimulando sus atributos divinos. Esto les permite llevar una existencia más útil, mejorar nuestras relaciones con las personas que nos rodean y enfrentar con ánimo las dificultades que se presentan. Al dedicar cada día un rato a liberar la mente de las múltiples preocupaciones que la asaltan, vamos recobrando la plena conciencia de nuestra esencia divina.

Podemos decir que orar es dirigirnos a Dios y hablarle, mientras que meditar significa escuchar a Dios, dejando que nos instruya y nos guíe la parte de nuestro ser que se halla en constante comunión con el Infinito.  Los amo muchísimo

No hay comentarios: